Especiales

¿POR QUÉ EL PERÚ ESTÁ ASÍ?

26 de agosto de 2020
Desde los años 40 se profundizó la migración a la capital.

La pandemia dejó al descubierto muchas necesidades

 No sé. Si no hubieran llegado los españoles con Pizarro, tal vez hubiera sido distinto o peor. La ciudad de Lima, nuestra capital, es muy hermosa, tiene barrios muy elegantes, pero eso no es todo. A raíz de la pandemia actual nos enteramos que miles de habitantes de la gran Lima no tienen agua potable ni desagüe.   

Por: Dr. Ayar Peralta

La población peruana ha emigrado a la gran capital, en forma masiva a partir de 1940. En ese entonces el Perú tenía 6 207 967 habitantes, Lima metropolitana 645 172, es decir, la décima parte. Esta ciudad comparativamente era enorme, el provinciano de entonces quedaba admirado al conocer el Jirón de la Unión, el balneario de la Herradura, Chosica, el Hotel Bolívar etc., etc. Habrá habido muchas razones para la tremenda inmigración. Creo que las principales causas han sido la búsqueda de trabajo, el mejorar la situación económica, etc. Solo los sociólogos, políticos, o ingenieros podrían hacer un balance comparativo sobre las inmensas obras que se han construido en la capital en comparación con las de todo el Perú.

En Lima viven los limeños, los capitalinos, los costeños, etc., en el resto del Perú, llamado provincias, Perú profundo, la serranía, la selva, viven los provincianos, los pobres, los ninguneados. Felizmente hay regiones orgullosas y prósperas: los arequipeños con su República Independiente y sus revoluciones. El 15 de agosto, aniversario de la ciudad, un criador de toros de pelea sacó a su toro “Amador” de más de mil kilos de peso a pasear por la Plaza de Armas y las principales calles de Arequipa. Los cusqueños con su Machu Picchu. Los puneños con su Lago Titicaca y su Fiesta de la Candelaria. Los moqueguanos con sus paltas, cuyes y su clima se han modernizado. El tacneño por su Ciudad Heroica. El norteño con sus marineras, pero para qué ha servido tanto orgullo regional, si ha venido un virus en forma de corona y está matando a muchísima gente, para este virus no hay distinción, no le importa la razón social. Lo malo no es tanto el coronavirus, que dicen que solo mata el 4 % de la población, la gente muere por las complicaciones pulmonares, bronquiales, cardíacas, cerebrales, etc. Allí radica la diferencia entre la “opulenta Lima” y el “Perú profundo”.

Desde 1940 Lima se ha llenado de provincianos, pero repito, hay miles que no tienen agua, ni desagüe; en este grupo social está la mortandad porque no tienen ni clínica, ni plata para pagar, por eso han retornado a sus lugares de origen. Todos los pueblitos del Perú profundo deberían ser pequeñas ciudades modernas con todos sus servicios de salud completos, al peruano no le debería importar vivir en cualquier lugar del país.

La población de Estados Unidos es de 328 millones y su capital Washington DC tiene solo 700 mil habitantes, en la ciudad más grande New York, viven 8 millones de personas. Francia tiene 67 millones y en su capital París solo hay un poco más de 2 millones. Italia tiene 60 millones y en la capital Roma apenas llega a los 3 millones, si no fueran por las ruinas antiguas, y los venerables templos católicos, incluyendo el Vaticano en Roma, no sería tan atractiva. Pero ningún americano, francés o italiano se desvive por vivir en su capital. Se dice que el Perú tiene 31 millones de habitantes y que en Lima están cerca de 10 millones, es decir, la tercera parte.

En nosotros, el Perú provinciano o profundo tiene al Cuzco, que con su Machu Picchu y demás monumentos arqueológicos debería ser una súper atracción, igual que Roma o el Cairo de Egipto. Cuzco debería tener un súper aeropuerto y hoteles de todas las estrellas. La gente del mundo, ya no tendría razón de llegar a Lima primero para tomar otro avión a Cusco. Del Cusco los turistas que quisieran conectarían con La Paz, Santa Cruz, Arequipa, Lima Santiago de Chile, Buenos Aires etc.

 ¿Por qué el Perú está así? ¿Por qué ha muerto tanta gente por falta de oxígeno? Si el oxígeno es parte del aire que respiramos, que está en un 20 %, para el enfermo hay que subirlo al 90 %. No sé cuántas plantas concentradoras de oxígeno hay en el Perú, creo que ninguna y que la única o principal está en Lima.

Jóvenes lectores, jóvenes periodistas, ustedes tienen que transformar el Perú. ¡No al centralismo! Empecemos qué tal que ese bono que está dando el Gobierno de 700 soles sea para los que viven en Lima y el doble de decir 1400 para “los provincianitos” que viven en el Perú profundo. Así estaría empezando el retorno de la inmigración.

¿Por qué está muriendo tanta gente de provincias en la puerta de los hospitales? ¿Por qué reclamó la ilustre dama doña Celia Capira en Arequipa? ¿Por qué las regiones no tienen lo necesario? ¿Por qué mueren los médicos y los policías?  Las medidas de protección personal deben ser estrictas. A ningún médico o enfermera se le puede obligar a presentarse ante pacientes súper contagiosos, con peligro de su propia vida. Las máscaras, uniformes, mandiles, deben ser de uso casi diario, descartables. En Puno no hay camas, ni médicos ni pacientes, todos están contagiados y muriendo en la puerta. Es el infierno.

Cuando pasen los años y a los actuales niños, les cuenten como fue el Perú del 2020 no lo creerán. Qué dirán cuando se les pregunte: ¿tu papá médico, murió trabajando en un hospital? ¿Qué?… responderán. Murió en una epidemia por no tener la vestimenta adecuada. No lo creerán.

DATO

Aun así, con mucho orgullo, tengo un hijo médico, la menor también está estudiando medicina, y si algún nietecito insiste en “ser doctor” no lo desanimaré. La medicina es una profesión muy noble y hermosa.

Este año llegó una inesperada pandemia.

 

Machu Picchu, símbolo del Perú.

 

Población sin servicios y dinero busca en otro lugar su porvenir.

Compartir

Noticias Relacionadas

Leer comentarios