Nacionales

Presidente anunció cuestión de confianza para cambiar elección en TC

28 de septiembre de 2019
Presidente, Martín Vizcarra, contraatacó y presentó cuestión de confianza contra el Congreso.

El presidente de la República, Martín Vizcarra, anunció que presentará una cuestión de confianza al Congreso para cambiar la modalidad de elección de los magistrados del Tribunal Constitucional (TC).

En un mensaje a la Nación al concluir el Gabinete Ministerial extraordinario, sostuvo que para su Gobierno es prioritario cumplir con los estándares constitucionales que garanticen la plena independencia y autonomía de una institución de tanta importancia como es el Tribunal Constitucional.

“Los peruanos no debemos permitir la vuelta al pasado, a ese pasado vergonzoso donde las repartijas y los acuerdos bajo la mesa, eran práctica común para copar las instituciones, en desmedro de los intereses de las grandes mayorías”, sostuvo.


Dijo que las instituciones democráticas están para servir a todos los peruanos y no para que unos pocos se sirvan de ellas, así como para garantizar la justicia y no la impunidad.

“Demasiado esfuerzo ha costado construir nuestra democracia para que unos pocos pretendan adueñarse de las instituciones y usarlas en su beneficio”, apuntó.

El mandatario dijo además que el Perú debe abrir una nueva etapa donde podamos tener instituciones autónomas, independientes y, sobre todo, confiables.

En ese propósito, aseguró, no habrá marcha atrás y que actuará con la autoridad que le otorga la Constitución y las leyes, y el respaldo de los peruanos.

“¡No vamos a claudicar en la lucha contra la corrupción, y vamos a usar todos los mecanismos que permite la Constitución para garantizar la construcción de una democracia sólida y de un futuro mejor para todos!”, apuntó.

QUIEREN TOMAR EL TC

El jefe del Estado, asimismo, indicó que existe un sector que quiere tomar el control del TC, lo que se evidencia en la celeridad de la selección de los candidatos (media hora), y sin reparar que algunos postulantes están vinculados a personas ligadas a la corrupción.

“Esta utilización impropia de las instituciones pone en grave peligro a la democracia peruana, sobre la cual, la propia Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha expresado su preocupación”, afirmó.

En ese sentido, considera que está en peligro la democracia en nuestro país, a partir de acciones de copamiento de las instituciones de parte de una mayoría congresal que pretende garantizar para sí la impunidad y obra de una manera irresponsable y peligrosa.

Refirió que al ser el TC un organismo importante en la vida del país, el proceso de elección de sus miembros debe ser plural, público y transparente, y que el Congreso debe garantizarle al país que los candidatos sean idóneos y que la lección sea legal y legítima.

“Muy por el contrario, la mayoría parlamentaria, haciendo oídos sordos, convocó apresuradamente a una sesión del pleno para este lunes 30 de setiembre, para designar a magistrados que respondan a sus intereses, que no son los intereses de la Nación”, afirmó.

Mencionó además la denuncia de la magistrada Marianella Ledesma, quien ha señalado se le habría ofrecido continuar en el cargo si su voto garantizaba la libertad de Keiko Fujimori, lo que a entender del presidente constituye un acto de corrupción y afrenta a los peruanos.


ADELANTO DE ELECCIONES

Manifestó asimismo que este hecho se sume a la decisión de la mayoría parlamentaria en la Comisión de Constitución del Congreso de archivar el proyecto de ley presentado por el Ejecutivo para el adelanto de elecciones sin permitir un debate en el pleno y actuando a espaldas del país.

OTROS CASOSDesde que asumió la presidencia en marzo del 2018, dos veces Martín Vizcarra había presionado al Congreso para aprobar proyectos que consideraba claves en su política de gobierno. En ambas, su aprobación se había encontrado con su desaprobación alrededor del 45%. Un punto que —según la última encuesta de Ipsos para El Comercio— está próximas a alcanzar también hoy, que ha anunciado una nueva medida de presión al Parlamento luego de que archivara su proyecto de adelanto de elecciones. ¿Cómo se gestaron las últimas dos cuestiones de confianza?

POR REFORMA DE JUSTICIA
El día que Vizcarra anunció su primera cuestión de confianza, tenía solo seis meses en el cargo. Su predecesor, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), había tenido que renunciar ante la inminencia de una vacancia y el actual presidente enfrentaba una oposición similar de parte de la mayoría parlamentaria. Dos meses antes, en julio, el portal IDL-Reporteros había difundido la primera serie de audios que dieron pie al caso de Los Cuellos Blancos del Puerto.

Con el escándalo en crecimiento, la presidencia anunció que Vizcarra daría un mensaje a la Nación el 16 de septiembre. Y desde que inició, pintó la cancha de lo que diría minutos después. “Al asumir la presidencia, el 23 de marzo de este año, tomé una serie de compromisos ante todo el Perú que quedaron plasmados en mi primer mensaje a la Nación. En ese momento establecí los ejes que llevaríamos adelante como política de Estado y dejé en claro que los dos primeros son la lucha contra la corrupción y el fortalecimiento institucional”, afirmó.

Y luego de detallar los cambios que la mayoría parlamentaria quería hacer a sus proyectos, anunció la medida que había decidido tomar. “Haciendo uso de las facultades conferidas en la Constitución, tomaremos las decisiones necesarias para recuperar a nuestro país del flagelo de la corrupción», dijo para preparar el terreno. Luego invocó el artículo 133 y anunció: “Planteamos la cuestión de confianza al Congreso de la República para aprobar las cuatro reformas constitucionales presentadas al Congreso”.

POR REFORMA POLÍTICA

El presidente demoró ocho meses en presentar una nueva medida de presión al Parlamento, esta vez para que apruebe sus proyectos de reforma política. El 29 de mayo anunció que pediría nuevamente el voto de confianza para que se aprobaran las propuestas que había presentado a principios de abril. Su aprobación, luego del largo salto que dio tras la primera cuestión de confianza, había vuelto a situarse en 44%, con una desaprobación de 45%.

En este nuevo mensaje el presidente no estuvo solo. Detrás suyo había un batallón de personas conformado por sus ministros, y los gobernadores y vicegobernadores regionales que habían estado reunidos con él antes del anuncio. Días después, las 25 autoridades regionales firmaron un pronunciamiento respaldando la cuestión de confianza presentara por el mandatario. Una alianza ambivalente con los gobernadores se mantendría activa desde entonces: aliados contra el Congreso, oponentes en temas regionales.

“En compañía del primer ministro, ministros de Estado y los señores gobernadores regionales de todo el país, voy a dirigirme a la ciudadanía”, abrió el presidente. Luego atacó a la mayoría del Congreso: “Una mayoría parlamentaria, una vez más, sigue dándole la espalda a los ciudadanos y haciéndole daño al Perú. ¿Hasta dónde quieren llegar?» El tono del discurso se mantuvo por varios minutos.

Compartir

Leer comentarios