Provincias

Cazadores furtivos matan 34 vicuñas en Caylloma

29 de mayo de 2018

Gran indignación y temor en los pobladores de la parte alta del distrito de Lari, en la provincia de Caylloma, causó la matanza de más de 30 vicuñas por cazadores furtivos. Hecho ocurrido el último fin de semana, informó la Policía.

El atentado contra la fauna silvestre se registró en el sector denominado Surihuiri, donde en una extensión de 800 hectáreas aproximadamente, viven protegidas por la comunidad organizada, decenas de vicuñas.

El panorama fue aterrador para los comuneros. Encontraron dispersados en los campos 34 cuerpos de vicuñas, entre adultas y crías, despojadas de sus pieles por los cazadores.

Los moradores cercanos al lugar manifestaron que escucharon sonidos de los disparos de arma de fuego, pero, por temor a resultar heridos por los delincuentes, permanecieron en sus viviendas hasta la mañana del domingo.

Personal policial de la comisaría de Minas Madrigal realizaron las diligencias preliminares y comunicaron el hecho al Ministerio Público. También efectuaron rondas en los alrededores sin logra ubicar a los maleantes.

Por su parte, el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) del Ministerio de Agricultura y Riego, en coordinación con la Policía Nacional del Perú, realizan una inspección al lugar, a fin de recabar mayor información que permita dar con la ubicación de los cazadores furtivos que comercializarán la fibra de las vicuñas.

Funcionarios del Serfor recordaron que en toda la región las comunidades altoandinas realizan el uso sostenible de la fibra de vicuña. De esta forma protegen a los animales y también se benefician con el chacu.

La vicuña es un animal silvestre que forma parte del patrimonio nacional del Perú y que se encuentra en peligro de extinción, debido al alto valor comercial que significa su fibra, por lo que es cazada de manera ilegal. Ante ello, este camélido sudamericano cuenta con una normativa especial que lo protege.

Compartir

Leer comentarios