Deportes

Qué pasa por la cabeza de los delanteros que atraviesan una sequía goleadora

28 de septiembre de 2019
Foto: Movistar Deportes

Psicólogos explicaron qué tipo de jugadores sufren más la falta de gol, cuáles son los ejercicios para contrarrestar la presión y qué rol cumple la mente en instancias decisivas.

Hasta los delanteros más afianzados e identificados con el gol atravesaron una sequía goleadora. Entonces, ¿Qué sucede en la cabeza de un futbolista que «vive del gol» cuando este no llega? ¿Sobre qué tipo de jugadores pesa más este déficit? ¿Cómo se trata la presión y la ansiedad que se generan? ¿Cuánto influyen los aspectos psicológicos en un deportista?

Marcelo Roffé, quien trabajó con José Pékerman en las selecciones Argentina y colombiana de fútbol, dejó en claro que “las sequías de los goleadores son inevitables y cíclicas”.

“El delantero puede estar en una racha positiva, pero también se le puede cerrar el arco. Es natural y no hay que dramatizar”, agregó. Asimismo, Roffé diferenció dos grandes grupos de delanteros, con patrones que se repiten. “Está el atacante que hace asistencias, genera infracciones, se lleva marcas, exige a la defensa y arma juego, y siente todo eso como un mérito y conjunto de delanteros que solo “viven del gol”, quizás “no son tan polifuncionales”, y entonces “la falta de gol pesa más en ellos”.

La presión suele influir más en el jugador que está más expuesto a los medios de comunicación, porque estos “generan más expectativas”.

¿La solución?

Roffé explicó dos ejercicios fundamentales para contrarrestar los miedos, la ansiedad y la presión. En primer lugar, “la visualización”. “La mente no distingue entre lo imaginado y lo vivido, entonces todo lo que el jugador ensaya mentalmente queda en la memoria del cuerpo. Después, en el momento de la acción, se produce el fenómeno de déjà vu (ya visto): el cuerpo cree que eso ya lo hizo, entonces no pierde esa milésima de segundo para decidir y ejecutar”, ​manifestó. 

Compartir

Leer comentarios