Internacional

¿Qué roban los huéspedes de hoteles 5 estrellas?

4 de enero de 2020
Foto referencial.

Desde papel higiénico, toallas; a copas de vino, adornos y hasta ¡un piano de cola!

La página web sobre turismo de lujo Wellness Heaven les preguntó a 1.157 hoteleros cuáles fueron los artículos más robados en sus establecimientos. En la lista hay jabones y bolígrafos, pero también otros objetos.

En lo más alto de la lista se sitúan las toallas, seguidas de los albornoces de baño y las perchas.

Para estos tres artículos, parece que los amigos de lo ajeno siempre encuentran espacio en la maleta.

También lo hallan para los bolígrafos o los productos de higiene, pero el asunto se pone un poco más extraño cuando los clientes deciden llevarse las baterías del control remoto, los cuadros de la pared o las cobijas.

También están el cabezal de una ducha de lluvia, a una con hidromasaje, un asiento de inodoro, una tubería de desagüe o incluso un lavabo completo. 

Pero desde Italia se reportó el robo de una de los objetos más complicados de esconder: un piano de cola.

“Una vez cruzado el vestíbulo del hotel, noté que faltaba algo, y poco después me enteré de que tres desconocidos vestidos con monos se habían llevado el piano de cola que, por supuesto, nunca volvió aparecer”, relató el gerente del hotel de lujo.

En un hotel en Francia, un huésped fue atrapado tratando de robar la cabeza de un jabalí que adornaba una pared.

Tuvo que dejarla, obviamente, pero más tarde sus amigos le compraron la pieza al hotel y se la dieron como regalo de bodas.

Por nacionalidad

Al clasificar a los delincuentes por nacionalidad, resulta, por ejemplo, que los huéspedes de hoteles alemanes y británicos siguen un comportamiento de robo bastante «normal».

Además de las toallas y albornoces, se centran principalmente en los cosméticos y los artículos de tocador.

En contraste, explica Wellness Heaven, los austriacos están más orientados al placer: los platos y las máquinas de café aparecen en lo más alto de su clasificación de robos.

Para los estadounidenses, las almohadas y las pilas aparecen como los principales objetos del deseo.

Según la encuesta, los italianos prefieren llevarse las copas de vino como recuerdo de un hotel, mientras que el secador de pelo ocupa un lugar destacado en el ranking suizo.

Por su parte, los franceses roban de una manera más espectacular: se sienten atraídos principalmente por los televisores y los controles remotos.

Los huéspedes holandeses son los más prácticos de todos: sus favoritos incluyen bombillas y papel higiénico.

¿Los jabones de baño están para usarse solo en la habitación o podemos llevárnoslos? Foto: GETTY IMAGES, vía BBC Mundo

La elegancia de algunos lavabos ha hecho que los huéspedes los sustraigan.
EPD
Compartir

Leer comentarios