Entretenimiento

Recomiendan actividades lúdicas y recreativas para menores en vacaciones

8 de enero de 2019

El verano llegó y con él también las vacaciones escolares, una de las épocas más esperadas por los niños y adolescentes, que relacionan esta temporada al descanso y libertad. Por ello, los padres de familia deben procurar que sus hijos en edad escolar empleen el tiempo libre en aprender alguna actividad lúdica o recreativa que les ayude a desarrollar sus habilidades.

El decano del Colegio de Psicólogos de Arequipa, Carlos Solís Puma, formuló ayer la recomendación e invocó a los progenitores que eviten matricular a sus vástagos en academias u otros espacios de enseñanza, donde se priorice el refuerzo de las diferentes asignaturas, porque solo traerá agotamiento al estudiante, creando animadversión por la escuela.

“Yo considero que las vacaciones es el momento que todos los niños están esperando para tomarse un descanso de todo lo trabajado en el año, y matricularlos en matemática, física, química u otro curso, solo va a hacer que terminen odiando el colegio. Sugiero más bien la planificación de viajes a la playa o campo para la distracción de la mente”, aseguró el especialista.

Solís Puma indicó además que la recomendación del descanso y aprendizaje de actividades lúdicas y recreativas, incluye a menores que repitieron el año, pues si esta situación se presentó no es solo la culpa del escolar, sino también de un mal seguimiento de los padres, quienes en el transcurso del año deberán fijar un mejor plan de acompañamiento a su hijo.

ACTIVIDADES LÚDICAS
El especialista propone ocupar el tiempo libre aprendiendo un deporte. Afirma que los deportes y otras actividades físicas son esenciales para la salud de una persona y por supuesto para el desarrollo físico y emocional de un niño, ya que les enseña a trabajar en equipo, ser perseverantes y a aceptar las victorias con humildad y las derrotas con optimismo. El fútbol, la natación, karate, baile o vóley, son solo algunas de las opciones que los niños podrán realizar durante este verano.

Una segunda opción a tomar en cuenta es inscribirlos en talleres de creatividad y manualidades, ya que este tipo de actividades genera la adquisición de nuevos conocimientos, despierta los sentidos de los hijos, ayuda a enriquecer la capacidad de comunicarse y de expresarse, además de ampliar su capacidad de ver, comprender e interpretar el mundo.

Para quienes gustan de cocinar, podrían ser inscritos en un curso de minichef o de cocina. Aunque comúnmente se suele asociar estas actividades a las niñas, ambas pueden ser muy útiles también para los varones, ya que les ayuda a sentirse más útiles e independientes.
Una cuarta alternativa es aprender a cantar o a tocar un instrumento. Esta habilidad ayudará a despertar la sensibilidad del niño, mejorará su desarrollo cognitivo y aumentará la confianza en sí mismo. Dentro de los instrumentos se recomienda que el niño aprenda a tocar guitarra, violín, cajón, flauta o batería.

Los padres de familia también pueden matricular a sus pequeños para que aprendan un segundo idioma, pues además de darle una ventaja para el futuro, el aprender nuevos idiomas hará que el niño mejore sus habilidades para resolver problemas, tenga mayor capacidad de memoria, mayor capacidad de integrarse a nuevos grupos y que realice actividades multitareas.

Otra de las opciones que no debe ser descartada es aprender teatro, que ayudará al niño a divertirse, a inventar e interpretar historias y a hacer amigos. El teatro es ideal para ayudar al desarrollo de la expresión verbal y corporal, a estimular la capacidad de memoria y agilidad mental de los niños. La mejor edad es a partir de los cinco años, finalizó.

Compartir

Leer comentarios