Arequipa

Recuperados de la COVID-19 reciben terapias de lenguaje en el Goyeneche

23 de septiembre de 2020
Pacientes recuperados Covid 19 deben seguir terapias del lenguaje

Cuando una persona ha permanecido intubada por un mes o más tiempo en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), sufre la tensión involuntaria de los músculos de la garganta, frustrando la función de las cuerdas vocales y teniendo dificultad al momento de ingerir alimentos sólidos.

Es por ello que el Hospital III Goyeneche, viene desarrollando el programa de terapias del lenguaje post Covid, a fin de que los pacientes dados de alta, puedan recuperar la capacidad de hablar con normalidad y alimentarse sin problemas, explicó el médico especialista en Terapia de Lenguaje, Juan Alberto Fuentes Carrillo.

“El tubo que se le coloca al paciente, produce disfagia (problemas para pasar los alimentos) y hasta lesiones en todos los músculos del cuello. La mayoría de los que se recuperan de UCI son personas mayores de 60 años que requieren con urgencia pasar por las terapias del lenguaje”, señaló.

Uno de los obstáculos de la terapia, es que esta se da, a través de videollamadas debido a que los usuarios son vulnerables y tienen poca fuerza para desplazarse. Lo ideal, señala Fuentes, sería que las terapias presenciales, para aplicar ejercicios motores a los músculos de la garganta.

“Sería ideal evaluar al paciente de forma física, pero como no podemos, pedimos el apoyo de los familiares de los pacientes recuperados, quienes deberán monitorear los ejercicios, así como apoyarnos en algunos masajes a la garganta”, precisó.

ERRORES COMUNES

Generalmente un paciente recuperado de UCI, tiende a atorarse, por el problema de la disfagia. El especialista señaló que uno de los errores más comunes es darle al paciente agua para que no se atore. “Un paciente con disfagia no debe consumir alimentos sólidos, ni líquidos, a veces, cuando estas personas se atoran, los familiares les dan agua y podrían bloquear las vías aéreas del paciente, complicando el atoro. Lo ideal es levantarle las manos para desbloquear las vías de respiración”, recomendó.

DATO

El proceso de recuperación es lento, pues se requieren al menos dos semanas y media (5 sesiones) para empezar a recuperar la fuerza en la voz, y de tres a cuatro semanas (7 sesiones) para ver mejoría en la ingesta de alimentos. 

 

Compartir

Leer comentarios