Arequipa

Región Arequipa es última en ejecución presupuestal en primer semestre 2020

27 de junio de 2020
La gestión de Elmer Cáceres está concentrada en distribuir recursos para atender la pandemia.

El Gobierno Regional de Arequipa relajó sus procedimientos y no transparentó las adquisiciones e inversiones.

Gobierno Regional de Arequipa cuenta con un Presupuesto Institucional Modificado de más de 2 mil 300 millones de soles, del cual en el primer semestre solo gastó más de 700 millones, con un avance del 31.4% y se ubica último en el ranking de 25 regiones.

Los problemas en la ejecución presupuestal del Gobierno Regional de Arequipa (GRA) persisten al primer semestre de este año, periodo en el que la entidad liderada por Elmer Cáceres Llica, se ubica como la última entre las 25 regiones evaluadas por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Tomando en cuenta las cifras contenidas al 27 de junio de 2020 en Consulta Amigable del portal de Transparencia del MEF, el GRA registra un avance del 31.4% en la ejecución de su presupuesto de 2020.

El Gobierno Regional tuvo este año un Presupuesto Institucional de Apertura (PIA) de 2 mil 4 millones 826 mil 260 soles, e incrementó sus recursos en el Presupuesto Institucional Modificado (PIM), a 2 mil 391 millones 830 mil 591 soles, del cual en el primer semestre devengó 751 millones 208 mil 193 soles.

En general, el avance de ejecución presupuestal de los 25 gobiernos regional es deficiente, pues ninguno llega al 50%. El que lidera los gastos es el Gobierno Regional de Lambayeque con el 42.1%, seguido por Cajamarca con el 40.9%, Ucayali con el 40.7% y Apurímac con el 40.3%.

Junto con Arequipa hay otros gobiernos regionales que no mejoran los niveles de ejecución presupuestal. Por ejemplo, el Gobierno Regional de Pasco registra un avance del 32%, mientras que Piura tiene in nivel de gasto del 32.6%.

JUSTIFICACIONES

La justificación de las autoridades de los gobiernos regionales del país en torno a la baja ejecución presupuestal es la paralización de importantes proyectos de inversión como consecuencia de la emergencia nacional sanitaria por la COVID-19.

Sin embargo, el estado de emergencia implica que se flexibilizan los procesos de contratación. Las entidades públicas pueden simplificar las compras, sin necesidad de convocar una licitación, que demanda semanas e incluso meses. También se ampliaron los plazos (de 10 a 30 días) para informar las compras al Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE).

Esta situación provocó que el Gobierno Regional de Arequipa relaje sus procedimientos y no transparente las adquisiciones e inversiones que ha realizado desde la declaratoria de la emergencia, situación que podría generar inconvenientes más adelante.

Compartir

Leer comentarios