Regionales

Incendio forestal fue controlado con el trabajo de varias instituciones

6 de septiembre de 2018

El esfuerzo conjunto de las autoridades, miembros del Ejército, Fuerza Aérea, Policía Nacional y comuneros del distrito de Polobaya permitió controlar el pavoroso incendio forestal que se había iniciado cuatro días atrás.

El trabajo coordinado de todos los actores permitió que el fuego sea controlado en un 90% y no siga avanzando peligrosamente. Solo pequeños focos incandescentes quedaron aislados.

El siniestro se produjo el último domingo, tras la quema irresponsable de pasto seco y arbustos en Puquina, región Moquegua. La acción del viento permitió que el fuego se extienda rápidamente, rompa fronteras y alcance territorio de Arequipa, en el distrito de Polobaya. La respuesta fue inmediata.

La jefa de la oficina del Centro de Operaciones de Emergencia Regional de Arequipa, Jackeline Choque Cuno, informó que en la zona aún persisten puntos de intensa humareda que deben ser extinguidos, pues existe el riesgo de que el fuego nuevamente se pueda avivar por la presencia de cenizas.

Choque precisó que para ese trabajo llegaron 30 guardaparques y bomberos forestales del Santuario Histórico de Machu Picchu y del Parque Nacional del Manu, en la región Cusco, quienes trabajarán sobre los remanentes del fuego.

Choque agregó que se formarán brigadas de control para que ante cualquier indicio de que el fuego empiece se actúe inmediatamente. El trabajo también dependerá con Serfor para ejecutar acciones de prevención con comunidades de la zona.

“Se sumará también un equipo especializado para la atención de incendios forestales conformado por 13 expertos del Sernanp, cuatro del Indeci y dos del Gobierno Regional Cusco, ellos controlarán que el fuego no se reavive hasta que este se extinga completamente mediante líneas de control”, explicó Choque.

Lamentablemente las condiciones climatológicas de la zona no permitieron que el fuego se controle rápidamente y el saldo fue cerca de 1000 hectáreas de terrenos eriazos con flora y fauna silvestre de los sectores de Totorani y Agua Buena que fueron arrasados por la acción del fuego.

Choque manifestó que el bosque de queñuales, en las faldas del volcán Pichu Pichu, no fue afectado por el fuego, aunque sí hubo arbustos aislados de esta especie que fueron consumidos por las llamas.

En la zona de emergencia continúan 70 efectivos de la Policía Nacional del Perú, 44 soldados del Ejército Peruano, cuatro voluntarios de la Cruz Roja Peruana y 30 comuneros de las zonas afectadas por el incendio forestal.

En las siguientes horas Las autoridades realizarán la evaluación del siniestro, que en algún momento comprometió centros poblados de Polobaya.

Compartir

Leer comentarios