Regionales

Maratonistas llevarán alimentos a albergue de niños

6 de septiembre de 2018

Con el objetivo de recaudar fondos para ayudar en el sustento del hogar de niños y adolescentes en estado de abandono, se está convocando a la población arequipeña a participar una maratón, cuyo único requisito es llevar alimentos no perecibles.

En el Centro de Atención y Protección Infantil Casa Verde, se tiene un promedio de 30 niños y adolescentes, entre los 4 y 17 años de edad, a los cuales se les brinda todo tipo de servicio y protección, pero se necesita de la colaboración de la población para permitir su sustento.

Han sido los socios de Arequipa RUN, quienes han decidido apoyar a este albergue de manera desinteresada y surgió la idea de hacer una maratón de 5 kilómetros y en lugar de cobrar por la inscripción, cada participante podrá aportar con alimentos, cuyo costo no baje de los 10 soles, en lo posible.

Serán los mismos niños los que el próximo 9 de setiembre reciban los alimentos que servirán para su subsistencia. El punto de concentración para los que deseen participar será el Parque Lambramani desde la 7:00 de la mañana, habiéndose fijado la partida para una hora después.

Carlos Cucalón, representante de Arequipa RUN, indicó que en la página web se han comprometido a asistir casi un millar de personas; pero considera que no asistirán todos por diversos motivos; pero que espera que mucha gente acuda no solo para ayudar a estos niños que dependen básicamente de la buena voluntad de las personas sino también para hacer algo de deporte.

La maratón partirá desde el Parque Lambramani para continuar por la avenida Los Incas, la iglesia y calle El Carmen, intersección avenida Dolores, las avenidas Venezuela, Mariscal Castilla, Jesús, Los Incas para nuevamente retornar al parque Lambramani.

Volker Nack, presidente de la asociación Iades Blansal, organización sin fines de lucro, hace 21 años, cuando el terrorismo en el Perú asolaba varias ciudades, decidió fundar el albergue, al ver tantos niños que quedaron abandonados producto de la violencia terrorista.

Él es alemán y junto con su esposa peruana decidieron crear el albergue primero en Cusco, donde actualmente tienen a unos 17 niños; y luego en Arequipa, donde los menores llegan al lugar luego que un juez de Familia lo dispone.

Hay algunos que se encuentran completamente abandonados, no cuentan con padres ni ningún otro familiar, mientras que hay otros que por problemas de violencia en sus casas, tuvieron que ser derivados al lugar y posteriormente se reinserta a sus familias cuando estas se reconstituyen o uno de los dos padres decide hacerse cargo de ellos.

Compartir

Leer comentarios