Regionales

Nuevo gerente de Trabajo no ve problema en migración de venezolanos

5 de enero de 2019

El año pasado la Gerencia Regional de Trabajo y Promoción del Empleo cerró con 400 contratos de venezolanos formalizados, la cifra no representa un peligro por los más de 20 mil que se asentaron en Arequipa desde la crisis que se vivió en el país de Bolívar.

Desde que la crisis política, laboral y económica se instauró en Venezuela, cientos de bolivarianos migraron de su tierra natal en busca de mejores condiciones de vida. El Perú fue uno de los países que albergó mayor cantidad, por las facilidades normativas que el gobierno del expresidente renunciante Pedro Pablo Kuczynski promulgó.

Con el pasar del tiempo fue masiva la migración y los actos xenófobos no tardaron en llegar. La principal razón, las plazas de trabajo ocupadas por los compatriotas sudamericanos.

Para el nuevo gerente regional de Trabajo y Promoción del Empleo, César Velarde Canaza, la migración de venezolanos al Perú no es el problema, más bien el escollo es el sistema de informalidad que impera en todas las regiones del país. Arequipa no es la excepción.
El gerente asegura que ni los venezolanos que obtuvieron un contrato están seguros, pues estos son temporales y luego retornan a la calle.

“El tema no es la migración, la realidad es otra: el sistema laboral que tenemos como país. La informalidad de acuerdo a las estadísticas del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo llega al 80%, es decir tenemos una gran mayoría de trabajadores que no está en planilla, ni tienen ningún tipo de beneficio”, expresó.

Velarde Canaza señala que por lo que se ve en los contratos formalizados, no representa un peligro laboral para los compatriotas, lo que si debe preocupar es la informalidad que crece con otro tipo de condiciones de trabajo que los extranjeros aceptan por necesidad.
Además, Arequipa no solo experimenta la migración de venezolanos, sino que recibe un flujo continuo de extranjeros de otras nacionalidades que llegan a establecerse en el país.

“El problema es cuando cubren algunas plazas o puestos de peruanos. Nadie cuestionó la llegada de colombianos o panameños porque ellos llegan con sus propias fuentes de trabajo y no choca con los puestos de otros”, dijo.

El gerente considera también que la migración es una situación temporal mientras se establezca la situación en Venezuela. Aunque dijo que lo que está experimentando el país y Arequipa es un mejor escenario que el de otros países, como Estados Unidos, al cual los de Centroamérica (Nicaragua) quieren ingresar ilegalmente.

“Es una situación temporal, el Perú también migró a Venezuela. Si quiera aquí vemos que vienen a buscar trabajo, en otros países no es así”, dijo.

Para el gerente, de lo que se trata es buscar la formalización de las empresas para que los trabajadores reciban beneficios, sean de cualquier nacionalidad, sin que eso signifique faltar a las normas establecidas, que actualmente son letra muerta.

“No olvidemos que el Perú tiene un convenio en la comunidad andina, en el cual se permite migrar laboralmente sin tanto requisito como un extranjero normal”, dijo.

Agregó que la formalización laboral es una política de Estado que se debe trabajar.

Compartir

Leer comentarios