Arequipa

Retirarán pintura blanca de maceteros de mármol ubicados en la Plaza de Armas

17 de agosto de 2020

Los florones de mármol tienen hasta cuatro capas de pintura.

Desde mañana iniciarán el retiro de las capas de pintura que por “desconocimiento”, trabajadores municipales colocaron en los florones de mármol, ubicados en las esquinas de la Plaza Mayor de Arequipa.

La alerta sobre la pintura blanca que se había colocado a dichos florones fue denunciado por un ciudadano a través de las redes sociales, sorprendido del hecho y que se habría realizado para el aniversario de Arequipa, trabajo de “mantenimiento” que no se habría efectuado por primera vez.

Enterado del hecho, el arquitecto William Palomino Bellido, gerente de la Oficina del Centro Histórico, acudió a confirmar la denuncia, comprobando que efectivamente se pintaron de blanco, pero que además no había sido la primera vez, sino que se encontraron hasta cuatro capas de pintura.

“Felizmente no se trata de pintura corrosiva, sino más bien de una pintura lavable, así que de inmediato procederemos a retirarla con agua o en su efecto con vapor de agua, de tal manera que no se generen daños”, explicó.

Paradójicamente, el arquitecto Palomino es restaurador de monumentos arquitectónicos y le sorprendió que no se hubiera comunicado a la oficina que preside del supuesto “mantenimiento” que se le iban a dar a los ocho florones ubicados en la Plaza de Armas y que  formarían parte de estilo renacentista que hay en la ciudad.

Estos florones están ubicados sobre unos pedestales que, al parecer, también son de mármol, pero que en varias oportunidades han recibido mantenimiento debido a daños que habrían sufrido, con diversos materiales, como cemento, marmolina y otros.

“Tenemos un proyecto para la recuperación de monumentos arquitectónicos que habíamos iniciado con los Próceres de la Independencia ubicados en Juan de la Torre, pero que se paralizó debido a la pandemia, así que aprovecharemos este desafortunado momento para  continuar con la restauración”, añadió.

Compartir

Leer comentarios