Arequipa

Ritual andino del Colca declarado Patrimonio Cultural de la Nación

22 de mayo de 2019

El ritual andino Qhasqa de Taya ha sido declarado Patrimonio Cultural de la Nación por ser una práctica que contribuye a la cooperación en el trabajo, la gestión social de los recursos naturales, la reciprocidad al interior de la comunidad y continuidad de la ritualidad que rinde culto a la madre tierra.

La Autoridad Autónoma del Colca y Anexos, Autocolca, logró esta nueva declaratoria nacional para el patrimonio de la provincia de Caylloma, del distrito de Lluta. Mediante resolución viceministerial se establece que esta festividad, celebrada del 1 al 8 de agosto de cada año, constituye un ciclo ceremonial que se encuentra integrado al calendario productivo de la comunidad.

Indicó que es un espacio de reproducción de la cosmovisión, la memoria, la trasmisión de saberes y del sistema de autoridades tradicionales del centro poblado de Taya; así como por ser una práctica que contribuye a la cooperación en el trabajo, la gestión social de los recursos naturales, la reciprocidad al interior de la comunidad y la continuidad de la ritualidad que rinde culto a la madre tierra.

El centro poblado de Taya se encuentra ubicado en el distrito de Lluta y allí viven 788 personas. El 25% de ellas se considera culturalmente quechua. La agricultura constituye el principal medio de vida de la población, actividad económica que se encuentra integrada a la ritualidad local, que ha sido mantenida a lo largo del tiempo con el fin de propiciar la fertilidad, las buenas cosechas y el bienestar de la comunidad.

Respecto a la historia del centro poblado de Taya, se trata de una zona ocupada desde el período precerámico, que se evidencia en los hallazgos de escenas de caza de guanacos en el área conocida como Santa Cecilia, cercana al pueblo. Asimismo, pueden encontrarse en los alrededores del pueblo amplias zonas con andenería y sitios arqueológicos.

A ello se suma la existencia de lugares que fueron destinados para la realización de diversos rituales, entre ellos posibles sacrificios humanos o capaccocha en el nevado Ampato, ubicado al norte de Taya. De hecho, hasta nuestros días existe un estrecho vínculo entre el actual pueblo de Taya y el nevado Ampato, el cual es considerado como un apu o entidad protectora, fuente principal de agua y paqarina o lugar de origen.

La Qhasqa de Taya constituye un ciclo ceremonial ligado al calendario productivo anual y que incluye la realización de ofrendas a la pachamama o madre tierra, al trabajo colectivo para la limpieza y reparación de los canales de riego de la comunidad, entre otras actividades que se ejecutan a lo largo del año.

Este ritual es propio de una cosmovisión en la cual la Pachamama está viva y las fuerzas de la naturaleza deben ser compensadas (alimentadas) con oraciones y actos de agradecimiento por los dones recibidos por la comunidad.

Compartir

Leer comentarios