Salud

Alerta con el bloqueador solar

18 de febrero de 2019

Utilizar un bloqueador solar no garantiza una acción protectora inmediata en sí misma. Por el contrario, su eficaz protección dependerá del uso correcto del producto; es decir, si lo aplica en toda la piel y en la cantidad adecuada y si lo reaplica las veces que debe ser utilizado.

Por tanto, lo ideal es que el protector solar sea indicado por un dermatólogo para garantizar su uso apropiado, señala Manuel del Solar, profesor de la carrera de Medicina de la Universidad Peruana Cayetano Heredia.

MALOS HÁBITOS

“Un fotoprotector o protector solar no es un producto cosmético que deba comprarse libremente en la tienda de elección, sino un producto que debe ser recomendado por un dermatólogo para garantizar su beneficio. El especialista sugerirá el protector solar basado en la edad y tipo de cutis de la persona, de la actividad que realice y si padece alguna enfermedad que pueda agravarse por algún componente, para evitar una reacción alérgica, entre otras consideraciones”, comenta.

El especialista en dermatología resalta, además, que debe evitarse malas prácticas o hábitos generalizados que en muchas ocasiones se realizan sin tomar la atención necesaria.

“Uno de ellos es reservar el bloqueador de un verano para el siguiente. Eso es dañino porque cuando se destapa el producto, de inmediato este tiene un período de vigencia de 12 meses; independientemente del tiempo de vigencia que tenga el producto. Cuando se abre un frasco se comienza a oxidar y a deteriorar. Por ello, en el siguiente verano se tiene que utilizar un bloqueador nuevo”, explica.

Durante el verano se incrementa el calor y la radiación solar y, por tanto, el riesgo de dañarse la piel es mayor si se expone sin protección. En esta temporada las personas se exponen con menos ropa a una mayor intensidad de radiación. Para evitar quemaduras y prevenir enfermedades graves como el cáncer de piel, se requiere ser responsables.

“El sol es un gran aliado para la salud, ya que la luz solar es necesaria para la síntesis de vitamina D, pero la radiación ultravioleta (RUV) puede ser un potencial enemigo si abusamos de ella y no nos protegemos correctamente”, finaliza el especialista.

EL MÁS APROPIADO

El uso del bloqueador solar es una medida de defensa frente a los niveles extremadamente altos de radiación solar que soporta el país y por ello el Ministerio de Salud (Minsa) recomienda su uso durante todo el año y más aún en la temporada de verano.

Si bien en el mercado se ofrecen bloqueadores con factor de protección solar de 70, 80 y hasta 100 SPF, el efecto es similar a uno de filtro 50 SPF. “Este último es el más indicado debido al color de piel (fototipo) de los peruanos”, explicó Lucía Bobbio, jefa del Servicio de Dermatología del Hospital Nacional Dos de Mayo.

“Los bloqueadores de 15 o 30 SPF tienen un menor efecto protector y es necesario volver a aplicarse más veces, en cambio el de 50 SPF brinda una mayor y prolongada protección”, agregó.
Precisó que la primera aplicación debe ser 30 minutos antes de salir de casa para dejar que la piel absorba la loción, reaplicarse cada dos horas, luego de sumergirse en el agua o si se ha sudado mucho.

Bobbio indicó que se debe evitar la sobreexposición solar, principalmente entre las 11 a 16 horas, periodo en que se producen los picos más altos de radiación.

“Los policías, periodistas, agricultores, vendedores ambulantes, vigilantes, pescadores, obreros de construcción civil se encuentran entre las profesiones y oficios de mayor riesgo por su trabajo al aire libre”, apuntó.

Advirtió que el daño del sol es acumulativo por lo que 10 minutos de exposición solar al día es lo saludable, de lo contrario, aumenta el peligro de manchas, quemaduras solares, y hasta cáncer de piel. “Los menores de seis meses no deben exponerse mucho al sol, en ellos el uso del bloqueador está contraindicado”, aclaró.

Finalmente, para minimizar los efectos nocivos de los rayos ultravioleta (UV) también se debe utilizar sombrero de ala ancha, lentes de sol factor UV 300 o UV 400, ropa delgada manga larga, y accesorios como sombrillas o toldos.

La Ley 30102 especifica que las instituciones públicas o privadas deben orientar a sus colaboradores e incluso proveerlos con accesorios de protección solar. Asimismo, la norma dispone medidas para que los escolares no estén expuestos a la radiación.

Compartir

Leer comentarios