Salud

Consumo de gaseosas duplica riesgo de padecer insuficiencia renal

22 de marzo de 2019

Si usted es de las personas que toma poca agua durante el día y además consume bebidas gasificadas azucaradas habitualmente está duplicando el riesgo de desarrollar una enfermedad renal crónica, advirtió un especialista de EsSalud.

El doctor Mario Medina Chávez,recomendó beber ocho vasos de agua al día, equivalente a dos litros y advirtió que los niños y ancianos son los más propensos a sufrir deshidratación, una causa habitual del daño renal agudo, que afecta a 200 personas por millón de habitantes al año y que puede ser la puerta de entrada a la insuficiencia renal crónica y la necesidad de diálisis permanente o de trasplante de riñon.

Explicó que los riñones son los grandes purificadores del organismo y que gracias a ellos nos liberamos de las toxinas.

“Pero la brusca caída de esa función produce lo que conocemos como daño renal agudo y la particularidad de este evento es la rapidez con la que ocurre, pudiendo ser de solo muy pocas horas o días”, anotó.

Sostuvo que consumir agua generosamente beneficia la activación de todos los órganos internos, disminuye la presión arterial, elimina los excesos de sales, urea y toxinas del cuerpo humano, favorece la no formación de cálculos renales y evita las infecciones urinarias.

OTROS MALES

El consumo excesivo de azúcar refinada y cafeína, ambos presentes en las bebidas gaseosas, también promueven la pérdida de calcio por parte de la masa ósea cuando el consumo de calcio esta por debajo de lo normal.

De acuerdo a varios estudios, debido al efecto de la fructosa sobre las hormonas, el consumo prolongado de productos con mucha energía proveniente de la fructosa (gaseosa), juega un rol fundamental en la ganancia de peso y la obesidad.

Una lata de 12 onzas (355 ml) contiene aproximadamente 10 cucharitas de té de azúcar y aporta 150 calorías. Su consumo agrega calorías innecesarias para la dieta cotidiana. Esto sumado a la falta de ejercicio y a la genética de cada individuo puede contribuir a la obesidad.

Tener sobrepeso u obesidad aumenta el riesgo de diabetes, problemas cardíacos, infarto, cáncer y otras enfermedades y causa problemas sociales y psicológicos.

RECOMENDACIONES

Hay que fomentar la práctica de las ocho reglas de oro que previenen la enfermedad renal crónica:

-Realizar actividad física constante.
-Controlar el nivel de glucosa.
-Controlar la presión arterial.
-Comer sano y mantener un peso de acuerdo con la edad y la talla.
-Tomar ocho vasos con agua al día.
-No fumar.
-Tomar medicinas solo cuando el médico lo indique.
-Consultar sobre la salud de tus riñones por lo menos una vez al año.

DATO
El 14 de marzo pasado se celebró el Día Mundial del Riñón y EsSalud busca crear conciencia en la población acerca de la importancia de cuidar la salud de nuestros riñones.

Compartir

Leer comentarios