Arequipa

Incremento de pacientes con insuficiencia renal hace colapsar área de hemodiálisis

13 de marzo de 2019
El jefe del área de Nefrología, Eduardo Chávez, precisó que uno de cada tiene problema renal.

En la víspera al Día del Riñón, el jefe de área de Nefrología del hospital Honorio Delgado revela que en Arequipa alrededor de 2000 personas con insuficiencia renal requieren de hemodiálisis para seguir viviendo. Mil son atendidas en EsSalud y 450 por el nosocomio, no obstante más de 500 no acceden al tratamiento porque los servicios están saturados. Al año, en este hospital se reportan al menos 150 casos nuevos. Galeno sugiere comer sano, hacer ejercicios y acudir a chequeos anuales para descartar enfermedades al riñón.

Las personas con Insuficiencia Renal Crónica (IRC) en la región Arequipa incrementan cada año. En el hospital regional Honorio Delgado Espinoza anualmente diagnostican al menos 150 casos nuevos.

La IRC consiste en el deterioro progresivo e irreversible de la función renal. Los riñones tienen una función vital en el organismo, depuran las toxinas del cuerpo y el exceso de agua a través de la orina.

El jefe del área de Nefrología del nosocomio más importante del sur, Eduardo Chávez, señala que en Arequipa 1 de cada 10 personas tiene algún grado de enfermedad renal. No obstante, una de cada 1000 requiere hemodiálisis para vivir. Este, junto a la diálisis peritonial son los únicos tratamientos viables –fuera del trasplante renal- para preservar la vida de los pacientes con IRC. La depuración de las toxinas en la sangre se hace a través de una máquina de forma interdiaria y por espacio de 4 horas.

En la región de acuerdo a Chávez alrededor de 2000 personas padecen IRC y requieren de hemodiálisis para sobrevivir. De estas, aproximadamente 1000 son atendidas en EsSalud, mientras que 450 por el Ministerio de Salud (Minsa), 300 de estas se atienden en el hospital Honorio Delgado y 150 en clínicas privadas cuyo tratamiento es cubierto por el Sistema Integral de Salud (SIS). No obstante, habría más de 500 que no reciben tratamiento debido a que los servicios ya no se dan abasto.

AL TOPE

En el hospital Honorio Delgado el servicio de Hemodiálisis ha llegado a su límite. Chávez revela que pese a tener dos áreas, la última inaugurada en 2016 a espaldas de la Gerencia regional de Salud, que cuentan con 30 máquinas – cinco de ellas malogradas- no se dan abasto para cubrir toda la demanda de pacientes.

La situación más compleja se vive en el servicio “antiguo”, ubicado en el sótano del nosocomio, donde se atiende a pacientes graves, hospitalizados o infectados. A diario allí se atiende a 30 personas en tres turnos de lunes a sábado desde las 07:00 hasta las 19:00 horas. Pese a los esfuerzos del personal se ha llegado al límite debido a la gran carga de pacientes. Solo ayer por ejemplo ingresaron cinco nuevos con IRC que requerían de tratamiento urgente.

Para poder atender a la mayor cantidad de pacientes, el servicio ha tenido que recurrir a recortar el tiempo de las sesiones de hemodiálisis. El rango máximo y óptimo es de 4 horas interdiarias por paciente, sin embargo, en el servicio antiguo cada paciente recibe 3 horas con 15 minutos el rango mínimo permitido. “Es eso o dejamos morir a los pacientes que también necesitan de hemodiálisis”, admite.

“Tenemos los equipos (en ambos servicios) funcionando al 100% pero aun así no nos damos abasto. La solución es abrir un turno nocturno porque las máquinas permanecen ociosas 12 horas en la noche, sin embargo necesitamos de más personal”, comentó Chávez en la víspera a recordarse el Día del Riñón.

Chávez señala que el servicio de nefrología cuenta a la fecha con 8 médicos, 15 enfermeras, 15 técnicos, sin embargo, para poner en funcionamiento un cuarto turno se requiere de al menos 5 galenos más y duplicar la cantidad del resto del personal para cubrir la sobredemanda. Reveló que desde el Ministerio de Salud ya se ha aprobado el presupuesto para la contratación del personal, sin embargo falta el visto bueno del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

PREVENCIÓN

El especialista señala que los problemas renales pueden prevenirse. Explica que solo el 15% de los casos están relacionados con factores genéticos, en el resto de casos, intervienen factores de riesgos que con un adecuado control y una vida saludable pueden no desencadenar en una afección al riñón.

En ese sentido, resaltó que es vital la alimentación baja en azúcar, sal, así como el deporte y consumo de agua. Recordó que a partir de los 40 años el “riñón envejece”, por lo que es importante hacerse dos pruebas sencillas para descartar afecciones como un examen de orina para descartar la presencia de proteínas y un análisis de creatinina a través de una muestra de sangre.

Los pacientes con diabetes, hipertensión y enfermedades como lupus, artritis deben someterse a exámenes anuales para descartar males al riñón.

Compartir

Leer comentarios