Arequipa

Se logró reducir 40 % de embalse por deslizamiento

23 de septiembre de 2020

Por lo menos un 40 % del agua que contenía la laguna artificial formada por deslizamiento de cerros en el sector de Achoma en Caylloma, ha podido ser liberada y quedan aún unos 2 millones de metros cúbicos.

Pero la liberación del agua ha traído como consecuencia, que el agua de los ríos Colca, Majes, y Camaná discurrieron con una gran  turbiedad y mal olor, que ha perjudicado a cientos de pescadores que no han podido hacer la captura del camarón y sobre todo a los agricultores que se encuentran en plena producción de la marquera para el arroz, que se ha visto afectada hasta en un 40 %, según denunciaron.

Explicaron que el agua con gran cantidad de barro, ha cubierto las áreas donde sembraron las semillas del arroz y en algunos  casos no permitieron el brote y en otros los secó, por ello están solicitando la postergación de dichas descargas por algunos días, para evitar más daño.

“Si las descargas se hubieran hecho a los pocos días de haberse registrado  el deslizamiento, no se hubieran tenido tales consecuencias, pero han pasado varios meses y ahora  tenemos estos problemas”, señaló el dirigente agrario de Majes, Pedro Lázaro.        

Pero no fueron los únicos afectados con la acumulación de agua por la laguna artificial, sino también los propietarios de terrenos de cultivo de la zona y de áreas turísticas, cuyas tierras fueron inundadas por la cantidad del agua, que de no haberse desaguado, corría el riesgo de un desembalse  violento.   

Esta liberación del agua se pudo resolver a través de un dren que se construyó gracias al apoyo de maquinaria de mineras como Buenaventura, Cerro Verde y Southern Perú, según señaló el presidente del Frente de Defensa de la Provincia de Caylloma, Richard Cáceres, debido a que la maquinaria que trasladó el gobierno regional en un inicio, fue insuficiente.

El dirigente señaló que para realizar los trabajos de desembalse del agua acumulada, se tuvo que solicitar apoyo a  Southern, la que intervino con apoyo de unidades especializadas para trabajar en los terrenos. Buenaventura abasteció de combustible a los vehículos, mientras que Cerro Verde llevó bombas hidráulicas que están a la espera de ser utilizadas para culminar el desembalse.

“Al margen de la posición anti minera de un sector en Arequipa, en el caso de Caylloma, el aporte de las empresas mineras ha sido determinante y urgente. Está por iniciarse el periodo de lluvias y los ríos multiplican sus aforos y se corría el riesgo de una mayor acumulación de agua”, añadió el dirigente.

Compartir

Leer comentarios