Distritos

Se unen para evitar desaparición de queñuales en Chiguata

29 de marzo de 2019

El árbol de queñua ha sido por muchos años depredado para utilizar sus ramas y troncos para calentar hornos y elaborar pan, además carbón vegetal para las pollerías, dando lugar que esté en proceso de extinción, hecho que diversas instituciones buscan frenar.

El próximo sábado soldados del Ejército se dirigirán al distrito de Chiguata, por las faldas del Pichu Pichu, donde se encargarán de sembrar un promedio de mil 500 plantones de esta especie protegida por las normas ambientales.

Se trata de un esfuerzo que realizan los integrantes del Rotary Club de Arequipa, el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre y la Región Militar, labor que cumplirán en el denominado bosque de queñuales.

La campaña ha sido denominada “Sembremos Vida” y movilizará a un promedio de un centenar de personas que participarán en esta actividad, que busca reforestar uno de los lugares más importantes de Arequipa, donde sus árboles fueron talados en décadas pasadas para la elaboración del denominado carbón vegetal.

El queñual es considerado como un árbol “sembrador de agua”, porque retiene y filtra el agua de las lluvias y permite la formación de fuentes con este recurso. Los ojos de Characato, Yumina, La Bedoya, entre otros, son suministrados por el agua que estos vegetales retienen.

Otra de las ventajas que tienen estos árboles es que crecen en las alturas de la región, no necesitan de mucha agua para su subsistencia y proporcionan gran cantidad de oxígeno, además facilitan la vida de otras especies, tanto de flora como de fauna, a más de 4 mil metros sobre el nivel del mar.

Compartir

Noticias Relacionadas

Leer comentarios