Arequipa

Sedapar advierte que precipitaciones podrían paralizar servicio de agua en la ciudad

22 de enero de 2020
Como todos los años las lluvias evidenciaron el mal estado de las pistas.

Hay 18 puntos vulnerables en el canal de Zamácola que podrían afectar el suministro de agua.

Una lluvia de gran magnitud podría dejar sin servicio de agua a Arequipa. El área de Defensa Civil de la empresa Sedapar señaló que los canales de recepción del líquido se encuentran expuestos a ser dañados por deslizamientos de tierra, hecho que alcanzaría a afectar el traslado y tratamiento del líquido elemento.

“Nosotros captamos el agua después de que Egasa turbina el líquido. Así que cuando ellos decidan que sus equipos no resisten la turbiedad nos cierran las compuertas. Nosotros somos uno más de la junta de regantes”, indicó Arturo Medina, responsable de Defensa Civil en Sedapar.

Según explicó, el reservorio Miguel de la Cuba Ibarra es alimentado por agua proveniente del río Chili, líquido que podría verse afectado por la presencia de huaicos o caídas de tierra que harían imposible el tratamiento del agua. Mientras que en el reservorio La Tomilla, alimentado desde el canal de Zamácola, en parecida forma a la primera, se encontraría vulnerable por posibles deslizamientos de tierra que incrementarían el nivel de arena que circula por esta vertiente haciendo imposible el procedimiento de purificación.

Según Medina se han identificado más de 18 puntos vulnerables a lo largo del conducto de agua Zamácola, lo que incrementaría la posibilidad de un problema en la producción y distribución de la sustancia.

“Los reservorios N26 y N27 están en las laderas de los cerros, y hoy están sometidos a deslizamientos. Incluso tuvimos un caso en el que una piedra al caer rompió una cobertura, en el N27. Mientras que en el N26 se ha posicionado población alrededor del reservorio, además de canteras, aprobadas por el Gobierno Regional de Arequipa que convierten a ambos reservorios en vulnerables. Estamos en un riesgo alto”, indicó.

Medina ante la posibilidad de un evento que dañe la producción recomendó al público en general a tomar precauciones con el almacenamiento de pequeñas cantidades de agua a fin de soportar posibles cortes del servicio.
El plan de contingencia de Sedapar cuenta con un presupuesto de 5 millones 654 mil 200 soles, dinero que debe ser distribuido para responder a eventualidades por el fenómeno climatológico en toda la región Arequipa.

El dinero servirá, de presentarse problemas producidos por la lluvia, para la contratación de personal, alquiler de maquinaria y vehículos de traslado de personal y de traslado de agua (79 cisternas). Por el momento a través de 8 cuadrillas, distribuidas para el servicio de agua y desagüe se vienen dando abasto para los pequeños y medianos albures generados por el temporal de agua.

“El objetivo propuesto por el directorio es que optimicemos el recurso que tenemos, que es dar propiedad a las áreas productivas”, señaló en el afán de dar cuenta que por estos últimos tiempos han puesto especial interés y ahínco en mantener el servicio activo. Hasta ahora no se han presentado problemas en la producción y tratamiento.

DATO
Producto de las recientes lluvias Sedapar registra por días hasta 30 atoros, problema generado porque la ciudadanía abre los buzones, acto que permite que ingrese tierra e incluso material de construcción, impidiendo el normal paso de torrentes.

Compartir

Leer comentarios