Arequipa

Señalan que domo de lava en el Sabancaya no es peligro para la población

21 de noviembre de 2020
Proceso eruptivo del Sabancaya no representa peligro por el momento.

El Instituto Geofísico del Perú (IGP), a través del Centro Vulcanológico Nacional (Cenvul), informó que el domo de lava formado en el cráter del volcán Sabancaya, ubicado en Arequipa, no representa un peligro directo para la población del valle del Colca, provincia de Caylloma.

Este cuerpo viscoso de lava, está ubicado en el sector noreste del cráter del volcán Sabancaya, el cual tiene un diámetro de 110 metros por 130 metros y ocupa un área de 11 700 metros cuadrados.

«Los especialistas consideraron que este cuerpo viscoso de lava (domo) no constituye un peligro directo para la población del valle del Colca, la cual se ubica entre 18 y 40 kilómetros del cráter del volcán Sabancaya», subraya la entidad.

Esta información se obtuvo a partir del análisis de imágenes satelitales que realizó el IGP, a través del Cenvul, mediante un trabajo conjunto de cooperación con el Servicio Geológico Colombiano (SGC).

De acuerdo al informe elaborado por el IGP, sostiene que la presencia actual del domo de lava es un aspecto habitual en el proceso eruptivo del Sabancaya, el cual, tal como en 2019 (cuando se detectó el primer domo de lava), puede dar lugar al desarrollo de dos escenarios eruptivos. 

El primero de estos está asociado a la ocurrencia de explosiones con emisiones de cenizas, tal como viene sucediendo en la actualidad, lo cual conlleva a la lenta pero progresiva destrucción del domo de lava. El segundo escenario está relacionado a que el actual domo siga creciendo y finalmente colapse, lo que daría pie a la formación de flujos piroclásticos.

Marco Rivera, investigador científico en vulcanología del IGP, informó que en el caso del Sabancaya, estos flujos llegarían a una distancia máxima de 8 kilómetros, donde afortunadamente solo encontramos pastizales y bofedales. Incluso en este escenario, seguirían ocurriendo explosiones con columnas de ceniza de hasta 3.5 kilómetros de altura.

El IGP remarcó que el primer domo que se presentó en el Sabancaya, alcanzó una destrucción progresiva que empezó el 27 de noviembre del 2019, el cual estuvo acompañado hasta febrero del 2020 con la presencia de flujos piroclásticos (cenizas o rocas volcánicas) de pequeños volumen y corto alcance.

Las conclusiones, perspectivas y recomendaciones del proceso eruptivo del Sabancaya, fueron entregadas por el IGP a las autoridades de la provincia de Caylloma, región Arequipa e INDECI, mediante el informe ejecutivo “Evaluación geofísica de la actividad eruptiva actual del volcán Sabancaya (Caylloma, Arequipa)”.

RECOMENDACIÓN

El IGP no descarta que la actividad explosiva del volcán Sabancaya aumente ligeramente en los siguientes días y semanas, ya que mediante el monitoreo geofísico en tiempo real, se continúan identificando nuevos ascensos de magma. En tal sentido, recomienda a las autoridades mantener el nivel de alerta volcánica en color naranja.

Asimismo, y debido a que las emisiones de ceniza continuarán siendo el peligro de mayor impacto para la población, el IGP sugiere a la población del valle del Colca no descuidar las medidas de prevención ante la posible caída de este material, tales como tener a la mano mascarillas y lentes de protección, además de mantener cerradas puertas y ventanas.

El IGP advirtió también que, debido a la cercanía de la temporada de lluvias, las autoridades de la zona deben tener en cuenta el posible descenso de lahares (flujos de lodo volcánico) por las quebradas que descienden del volcán Hualca Hualca, vecino del Sabancaya, entre ellas la quebrada Mollebaya-Río Sepina (distrito de Achoma), el río Hualca Hualca y la quebrada Huayuray-Pinchollo (distrito de Cabanaconde).

DOMO

El IGP precisa que un domo es un cuerpo masivo de lava que se forma cuando el magma es demasiado viscoso para fluir y como resultado, se forma una protuberancia en el cráter o en el flanco de un volcán.

Agrega que si esta protuberancia continúa creciendo podría dar lugar a flujos piroclásticos o corrientes de densidad piroclásticas, violentas nubes ardientes que se desplazan a una velocidad de aproximadamente 50 metros por segundo.

DATO

«A pesar de la existencia de este nuevo domo o cuerpo de lava al interior del cráter del Sabancaya, las emisiones de gases y ceniza continúan siendo expulsadas a través de orificios ubicados en los extremos oeste y suroeste del domo y en el borde oeste del mismo. Debo mencionar que este domo es 78 % más pequeño que el domo formado a fines de 2019 en el cráter del Sabancaya», subraya Marco Rivera, investigador científico en vulcanología del IGP.

Compartir

Leer comentarios