Salud

Señales que indican que eres adicto al celular

14 de noviembre de 2019
Foto referencial.

Esta adicción incluyen problemas como la prominencia, euforia, tolerancia, abstinencia, conflicto y recaída.

James A. Roberts, profesor de marketing en la Escuela de negocios de la Universidad de Baylor, identificó 6 señales que indican una adicción al teléfono celular:

1. Lo primero que hago por la mañana es revisar mi celular

La prominencia es un comportamiento que se integra profundamente en tu rutina diaria y que domina tu pensamiento y emociones. Según una investigación, “68 por ciento de los estadounidenses adultos duermen con el celular junto a su cama.” No permitas que sean tus correos electrónicos los que dicten tu día. Intenta no revisar tus mensajes antes de las 8 de la mañana.

2. Uso mi celular cuando estoy aburrido

La euforia es la emoción o anticipación que obtienes justo antes o después de usar tu teléfono. ¿Te emocionas o dejas todo cuando escuchas una notificación? Esa pequeña explosión de energía ofrece un “subidón” altamente adictivo. Intenta poner tu teléfono en silencio.

3. Cada vez paso más y más tiempo en mi teléfono

La tolerancia es la necesidad de recibir una dosis cada vez mayor de ese subidón que tanto quieres, y es similar al consumo de alcohol en exceso. Y con la cantidad de nuevos usuarios de smartphones que hay cada día, y la proliferación de las descargas disponibles, es fácil tener acceso a la siguiente novedad. Pon a la gente primero y a la tecnología en segundo plano.

4. Me siento ansioso o nervioso cuando no tengo acceso a mi teléfono

Los síntomas de abstinencia como estrés, ansiedad, irritabilidad, desesperación y pánico que ocurren cuando te separas de tu celular, incluso si es por poco tiempo, son señales claras de adicción. La investigación reportó que “68 por ciento de los adultos sienten un miedo irracional a perder su teléfono”.

5. La gente se ha quejado de que uso demasiado mi celular

El conflicto es una consecuencia común de la adicción al celular. Puede que sea tu pareja, un compañero o tus hijos los que se quejen de que siempre estás en el teléfono, o tal vez permitas que las interrupciones del celular interfieran con los compromisos sociales, con el trabajo o las vacaciones. Si estás esperando una llamada importante, avísale a los demás. Y cuando entre esa llamada, haz que sea lo más corta posible.

6. No puedo usarlo menos, a pesar de intentarlo

La recaída ocurre cuando tienes toda la intención de usar menos el teléfono, pero te cachas a ti mismo tomándolo todo el tiempo con una fuerza que parece salirse de tu control. Debes proponerte resistir con todo tu cuerpo y mente, y crear de manera consciente nuevos hábitos que no incluyan tener el celular en las manos. Intenta estar “desconectado” por unas cuantas horas al día. 

Resultado de imagen para adicción al celularLa adicción al celular empezó a afectar a las personas a temprana edad.

EPD
Compartir

Leer comentarios