Arequipa

Son 500 viviendas precarias de Cabanaconde al borde del colapso

2 de marzo de 2015
Son 500 viviendas precarias de  Cabanaconde al borde del colapso
Por Lino Mamani
 
María Isabel tiene miedo de dormir. Es la primera vez en sus 10 años que siente temor al acostarse. Desde el sábado sus noches son diferentes. El sismo de 4.5 grados de magnitud que se sintió el sábado en el distrito de Cabanaconde (Caylloma), fue el inicio de esta situación. Cuando dormía aquella tarde una pared de su casa de adobe se desprendió por el evento tectónico. Salvó su vida.
 
En esta jurisdicción que es visitada por turistas, unas 500 viviendas de adobe y piedras fueron consideradas del alto riesgo. Representan el 70% del total de domicilios, según los reportes de la Municipalidad de Cabanaconde. Unos 64 se desplomaron. Al día siguiente del sismo, todavía se ven los bloques de adobe y trozos de piedra arrumados que dejaron considerables forados, como la casa de la pequeña María Isabel, quien dice que durmió en la cocina.
 
La mayoría de las familias afectadas tuvieron que dormir en otros ambientes, otros lo hicieron en sus patios, en la plaza, en la municipalidad y en instituciones educativas. El miedo a una réplica sísmica los mantiene en tensión.
 
ADOBE ENEMIGO
Es el adobe el material más común en las construcciones de este poblado y el más peligroso a la vez. Un sismo de tal magnitud en Arequipa provocaría ínfimos daños, pero en este sector de andenes agrícolas, las afectaciones se quintuplican por el material precario.
 
Ayer los alcaldes, de Cabanaconde, Guillermo Cayani, y de Caylloma, Rómulo Tinta, junto a otras autoridades de la región verificaron los daños generados, en su primera etapa. 
 
Una de las afectadas fue Leonarda Adrián Mollo, una pobladora de 75 años, quien vive sola en completa austeridad. Las paredes de su cuarto están rajadas y ante otro sismo pueden caerse e incluso aplastarla.
 
AYUDA
También llegó en horas de la tarde la presidencia regional de Arequipa, Yamila Osorio Delgado, quien visitó los predios afectados. El Gobierno regional les llevó 20 módulos de vivienda, 400 frazadas y 300 ponchos. Los cuales, según el alcalde Guillermo Cayani, serán otorgados priorizando a los más necesitados. El resto tendrá que seguir pernoctando en colegios o en un rincón de su casa.
 
La sexagenaria Catalina Ramos Silva es una de las que no está dentro de la lista, a pesar de que las puertas de ingreso a su habitación y a los servicios higiénicos se cayeron. “Mi nieto está mal, se ha caído antes (días antes al sismo) y se dañó la rodilla, pero con el temblor se asustó y saltó de la cama y ahora tiene la rodilla rota. Me han dicho que lo lleve a Arequipa y no sé cómo”, cuenta la dama, quien se dedica a la agricultura, como la mayoría de los pobladores de Cabanaconde.
 
PROYECTO DE VIVIENDA
El director de sismología del Instituto Geofísico del Perú (IGP), Hernando Tavera, explicó que todo el valle del Colca, siempre sufrirá de movimientos telúricos, debido a las fallas geológicas que presenta. Por lo que deben tomar sus precauciones.
 
Coincidiendo con ello, el encargado del Instituto de Defensa Civil (Indeci) en Arequipa, Carlos Nacarino, puntualizó que lamentablemente la población construyó sus hogares con materiales precarios, a sabiendas que no les asegura su integridad.
 
Dijo que el problema puede ser resuelto con la ayuda de programas de vivienda, para que el Gobierno Central, a través del Ministerio de Vivienda y Construcción, pueda ayudar a mejorar la construcción de los predios. 
 
Osorio Delgado, en una reunión, se comprometió a enviar a sus especialistas para evaluar las condiciones de las casas y sustento económico, para evaluar la factibilidad del programa de vivienda, que se prevé tenga asesoría técnica de Sencico.
 
POCO DINERO
El alcalde cayllomino aseguró que cuentan con un presupuesto de 50 mil soles como fondo para las emergencias. Dinero que no les alcanza para afrontar estas situaciones y las venideras, como las heladas. Ni tampoco para atender a los otros afectados con el sismo de Tapay, Pinchollo, Choco y Huambo. 
 
El primero es el más grave, porque producto de los deslizamientos la carretera en varios tramos quedó obstruida. 
 
TURISTA HERIDA
Todavía continúan los deslizamientos de piedras y tierras en diferentes puntos de Cabanaconde. Una turista limeña quien junto a su familia retornaba, luego de visitar el oasis de Sangalle, recibió en la cabeza el impacto de una roca de considerable proporción.
 
Estela Álvaro Barzola (54) fue socorrida por el personal de la Autoridad Autónoma del Colca (Autocolca), quienes la llevaron hacia el centro de salud del sector. Donde debido a la gravedad del daño fue derivada hacia la Ciudad Blanca. 
 
La dama es la única herida a consecuencia de este sismo. Sin embargo, la población del sector se mantiene en vilo, temerosa de que un nuevo movimiento sísmico pudiera perjudicarlos más.
 
Compartir

Leer comentarios