Tecnología

Menores de tres años no deben hacer uso de tablets o celulares

6 de septiembre de 2018

Los bebés de cero a 3 años de edad no deben tener contacto alguno con la tecnología, es decir, deben mantenerse alejados de las tabletas o los teléfonos móviles, porque ello puede influir negativamente en su salud y también en su comportamiento.

Así lo advirtió ayer el líder digital Jesús Véliz Delgado, al informar que dichos equipos electrónicos ocasionan ansiedad, dependencia y mala conducta en los menores, además de trastornos en la vista y el sueño, debido a la luz azul que emiten las pantallas.

Señaló que los padres pueden empezar a brindar estos equipos a sus pequeños desde los tres años y solo por algunas horas. Para los de 3 a 5 años debe ser restringido a 20 minutos por día y de 6 a 12 años la limitación debe ser 2 horas al día. Empero, en todo momento el padre debe vigilar su uso y navegación.

“Una década atrás, la preocupación se limitaba a apreciar a niños que se quedaban demasiadas horas frente al televisor, mientras que hoy el problema es el contacto con los smartphone y la tabletas. Entonces los padres tienen que empezar a comprender, que no se trata de cambiar la niñera sino su propia conducta”, anotó Véliz.

OPORTUNIDADES
El líder digital visitó la Ciudad Blanca para brindar una charla gratuita a padres de familia y docentes, sobre las oportunidades que ofrece la red digital, pero además para advertir los daños que puede ocasionar el mal uso de la tecnología. Fueron alrededor de 300 participantes en las instalaciones de la Universidad Tecnológica del Perú en Arequipa.

El especialista indicó la importancia de utilizar el internet como aliado de la educación, por cuanto esta brinda nuevas herramientas como el análisis de datos, proyectos digitales enfocados en el ámbito social, el desarrollo de plataformas de inclusión digital, entre otras que también involucrarían el compromiso de las familias para establecer una mejor conexión entre padres e hijos, y de los jóvenes con la sociedad.

Véliz puntualizó que el buen uso de la tecnología en los adolescentes y jóvenes permite la interacción con los contenidos y la comunicación a través de diferentes medios, seleccionarlos, remezclarlos, crearlos y compartirlos. Así mismo, uno tiene la posibilidad de poder acceder al conocimiento de forma instantánea y verificando varias fuentes.

Otra gran ventaja es que ofrecen al estudiante un entorno con varias herramientas y materiales, le evitan problemas como la ubicación o el tiempo, y sobre todo es que promueve un aprendizaje autónomo.

Compartir

Leer comentarios