Arequipa

Templos se irán abriendo de acuerdo a los protocolos

16 de agosto de 2020

En las puertas de los templos se cuidará que no ingresen más fieles que los permitidos por el aforo.

Si es que los sacerdotes de los diversos templos en la ciudad, logran adecuar los protocolos de bioseguridad y disposiciones dispuestas por la Conferencia Episcopal Peruana, podrán ir recibiendo a los fieles, pero sólo para la oración.      

Solo se permitirá el acceso a una tercera parte de la capacidad del templo, guardando el distanciamiento. Mientras dure la actual situación de pandemia, a los feligreses que forman parte de la población en riesgo por tener más de 65 años de edad o padecer de enfermedad cardiovascular, cáncer, diabetes, hipertensión arterial, obesidad, asma, enfermedad respiratoria crónica, insuficiencia renal crónica u otras enfermedades, se les prorroga la dispensa del precepto de asistencia a misa dominical, se les recomienda no asistir al templo ni a celebraciones comunitarias.

En las puertas de los templos se cuidará que no ingresen más fieles que los permitidos por el aforo y, en lo posible, se controlará la temperatura de los asistentes. Una vez que hayan ingresado, se les distribuirá en espacios señalados previamente.

Los templos deben estar cuidadosamente desinfectados, limpios y ventilados. Al final de cada celebración se deben desinfectar bancas, sillas y objetos litúrgicos utilizados. En las puertas debe estar un pediluvio para desinfectar zapatos de manera obligatoria. Se recomienda a los fieles no tocar nada, incluso evitar apoyarse en las bancas.

En los templos no habrá ni se usará agua bendita. Tampoco se podrá tocar ni besar las imágenes. Los fieles deberán lavarse las manos con agua y jabón o desinfectarlas con alcohol antes de ingresar al templo. En lugar de hacer la colecta en la forma usual, para la ofrenda de los fieles se colocarán alcancías o canastas a la salida del templo. Cuando se realicen las misas, el saludo de la paz, que es facultativo, se sustituirá por otro gesto evitando el contacto directo.

Compartir

Leer comentarios