Internacional

Toque de queda y cierre de negocios en Australia

4 de agosto de 2020

La pandemia ha obligado al Gobierno a adoptar medidas extraordinarias.

Melbourne, la ciudad epicentro de la segunda ola de contagios de nuevo coronavirus en Australia, vivió su primera jornada de toque de queda nocturno, medida impuesta para combatir el virus que no tiene precedentes en el país.

«La idea de que, en este país en el que vivimos, se dicte un toque de queda nocturno en una ciudad del tamaño de Melbourne era impensable», dijo el primer ministro de Australia, Scott Morrison, en Camberra, al recalcar que la pandemia ha obligado al Gobierno a adoptar medidas extraordinarias.

Melbourne, la capital del estado de Victoria y con cinco millones de habitantes, fue reconfinada el 9 de julio para intentar controlar la propagación del nuevo coronavirus, que ha infectado en las últimas 5 semanas a unas 9000 personas tras aparentes fallos de seguridad en la cuarentena de los viajeros internacionales.

A raíz de la alta transmisión local, que se ha cebado en las residencias geriátricas, así como del incremento de casos «misteriosos» o de origen desconocido, el jefe del gobierno de Victoria, Daniel Andrews declaró el domingo el toque de queda en Melbourne y el estado de desastre en todo el estado para conferir mayores poderes a la Policía.

Compartir

Leer comentarios