Arequipa

Transporte restringido, calles vacías y la población en casa en día 2 de cuarentena

18 de marzo de 2020

Ayer un mayor número de personas en Arequipa acató el mandato de quedarse en su casa como medida de prevención al coronavirus. Una mínima cantidad de vehículos del transporte público brindó el servicio a quienes iban a mercadillos o establecimientos médicos. La Policía y las Fuerzas Armadas tomaron el orden de la ciudad.

Las calles del Centro Histórico de Arequipa, que solo unos días atrás lucían bulliciosas con bocinazos y multitudes de personas caminando o corriendo para llegar al colegio o trabajo, hoy, están dominadas por el silencio y el vacío.

Y es que en el segundo día de la «cuarentena», decretada el domingo por el presidente de la República, Martín Vizcarra Cornejo, en todo el país, un mayor número de personas en Arequipa acató la disposición de quedarse en casa como medida de prevención al coronavirus.

Así mismo, una mínima cantidad de taxistas y unidades de transporte público brindó el servicio a personas que se dirigían a los mercados a comprar productos de primera necesidad o establecimientos de salud para recibir atención.

Los restaurantes, tiendas, centros de diversión en megacentros como cines, que normalmente tenían largas colas de espera en las cajas para ver los últimos estrenos, ayer no abrieron sus puertas y tampoco lo harán hasta que concluya el estado de emergencia en el país.

Los vendedores ambulantes y mendigos que solían pedir limosna por los alrededores de la Plaza de Armas y el Centro Histórico no fueron vistos. Los bancos y entidades financieras atendieron al público, pero la afluencia fue ínfima.

AVELINO CÁCERES Y TERMINAL

En la plataforma Andrés Avelino Cáceres la situación era distinta. Había -a diferencia del Cercado- mayor concurrencia de personas y vendedores. Los precios de los productos básicos, aunque se había reducido respecto a días pasados, continuaban altos. Así, por ejemplo, el pollo, que es el alimento más consumido se cotizó entre 7.80 y 8.50 soles el kilo.

El Terminal Terrestre de Arequipa lució totalmente cerrado, ni siquiera había pasada de vehículos por avenidas aledañas. Algunas unidades llegaron procedentes de Lima y personal de Salud inmediatamente se acercaba a revisarlos y darles indicaciones si en su casa presentaban sintomatología respiratoria. «Llamen al 113», era la indicación.

PNP Y EJÉRCITO

Cabe resaltar que ayer fue notable la presencia de la Policía Nacional y Fuerzas Armadas en puntos estratégicos de la Ciudad Blanca. En la avenida Mariscal Castilla, ingreso al Cercado de Arequipa, en Avelino Cáceres, Plaza de Armas, Puente Grau, avenida Parra, Uchumayo, y otros, no faltaron agentes del orden que restringían el ingreso de autos que no tenían autorización ni motivo para estar en la vía pública.

A su turno, el general PNP Víctor José Zanabria Angulo, director de la IX Macrepol Arequipa, informó que luego de concretar un recorrido por la ciudad se puede afirmar que el 60% de la población respetó las medidas de aislamiento social dispuestas por el Gobierno.

Cabe manifestar que el oficial de la Policía realizó un recorrido por la ciudad en motocicleta, para verificar la presencia de personal policial y militar en calles, avenidas y puentes, con la finalidad de restringir el paso de vehículos.

Zanabria recalcó que las personas solo pueden transitar para comprar alimentos, dirigirse a establecimientos de salud y retornar a sus domicilios luego de realizar estas tareas.

Compartir

Leer comentarios