Arequipa

Tres catedráticos demandan a rector de Unsa y podría ser vacado de cargo

11 de mayo de 2019
Rector de la Universidad Nacional de San Agustín (Unsa), Rohel Sánchez Sánchez

El cargo del rector de la Universidad Nacional de San Agustín (Unsa), Rohel Sánchez Sánchez, podría ser declarado vacante.

Y es que, sobre la máxima autoridad agustina pesa una demanda por difamación entablada por tres catedráticos de la casa agustina, que exigen dos años de pena privativa de libertad y el pago de una reparación civil conjunta de S/ 150 mil (S/ 50 mil cada uno).

El juicio contra el rector agustino empezó ayer en el Tercer Juzgado Unipersonal de la Corte de Arequipa, dirigido por la jueza Yanira Guiton. Sánchez fue demandado por los catedráticos Juan Carlos Delgado Lujan, Juan Carlos Torreblanca y Ángel Mogrovejo. Los docentes universitarios forman parte de un grupo de seis catedráticos que en 2017 presentaron una demanda de acción de cumplimiento ante el Poder Judicial, que obligó a Sánchez a retirar a 139 docentes que cumplieron 70 años de edad.

El rector aceptó a regañadientes el fallo judicial no sin antes enfrentarse a los docentes -contrarios a Idear, grupo político que llevó a Sánchez al rectorado-, a quienes llamó en una sesión de consejo universitario, según consta en reportes periodísticos del 3 de junio, “fiel expresión de la miseria humana».

En la demanda presentada por los catedráticos se acusa a Sánchez de haberlos ofendido, “tildándolos de miserables”. Además denuncian haber sido amenazados, hostigados y expulsados del Sindicato de Docentes Universitarios (Sudunsa) tras la ejecución del fallo. Sánchez no reconoció los cargos que se le imputan. Durante la audiencia de instalación de juicio oral, su abogado advirtió que el fondo del proceso buscaría la destitución de Sánchez.

En efecto, la Ley Universitaria y estatuto de la Unsa acoge la figura de vacancia en caso de sentencia ejecutoriada y consentida por delito doloso. La difamación enmarca en ello.

Cabe señalar que el gobierno de Sánchez culmina el próximo año. En caso sea sentenciado y su cargo haya terminado, sería destituido como catedrático.

Confrontación política – institucional

La demanda contra Sánchez de alguna forma develó visos de confrontación política e institucional, así como la ruptura de relaciones y enemistad entre docentes de la casa agustina.

Durante el juicio, Delgado Lujan denunció haber sido amenazado por teléfono. Mogrovejo fue destituido y sobre él pesa cuatro procesos administrativos en la Unsa. En tanto que Torreblanca reconoció que la relación amical con Sánchez había desaparecido. El catedrático se quebró y exigió que este reconozca su error.

No obstante, también “saltaron” algunos detalles como que todos los demandantes están inmersos, como adherentes o simpatizantes con el grupo Proyecto Universitario Agustino (PUA), que lideró el exrector Valdemar Medina, quien en 2015 perdió la elección frente a Sánchez para el rectorado.

Cabe señalar que la demanda de acción de cumplimiento fue presentada además de los denunciantes por Félix Cuadros Pinto, Hugo Salas Ortiz y Fabián Hugo Rucano Páucar. Los catedráticos desistieron de la demanda, pero serán testigos de los querellantes. La próxima audiencia será el 21 de mayo.

Compartir

Leer comentarios