Internacional

Trump y Biden debaten en EE. UU. entre pedidos de dopaje e impuestos

29 de septiembre de 2020

El primer debate entre los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump y Joe Biden, se desarrollará en medio de pedido de pruebas antidopajes y denuncias de falta de pagos de impuestos.

La campaña electoral en Estados Unidos entra en su fase más caliente este martes con el primero y crucial debate entre el presidente Donald Trump y el demócrata Joe Biden que se espera que será extremadamente combativo, con ataques personales en medio de acusaciones de doping y de una bomba noticiosa sobre los impuestos ocultos del magnate.

El primero de los tres cara a cara previstos antes de las elecciones del 3 de noviembre será en Cleveland, Ohio, un estado que es clave a la hora de ganar las elecciones. Durará 90 minutos sin cortes de publicidad y será moderado por Chris Wallace, periodista de FoxNews.

Los temas a tratar, según adelantó el conductor, serán el historial político de ambos candidatos; la Corte Suprema; la pandemia del COVID-19; la economía; el racismo y la violencia ciudadana y la integridad de las elecciones.

Habrá bloques de 15 minutos para discutir cada asunto y también se espera que haya cruces, que podrían terminar en fuertes embates personales dado el tono que ha tenido hasta ahora la campaña.

También llega poco después de una explosiva primicia del diario New York Times, que publicó el domingo parte de la declaración jurada de impuestos de las últimas décadas de Trump, documentos que el presidente se negó a hacer públicos, rompiendo así una tradición de varias décadas de jefes de la Casa Blanca.

El Times consignó que Trump pagó apenas 750 dólares en impuestos a las ganancias en 2016 y que muchos otros años no pagó nada porque declaró que sus empresas habían dado pérdidas. Esta información fue calificada por el presidente como “falsa” y su abogado dijo que no era correcta, sin aportar muchos detalles.

Trump, por su parte, ya calentó los motores: arremetió nuevamente contra la agilidad mental de Biden, exigiendo que el ex vicepresidente de 77 años se someta a una prueba antidoping antes o después del debate.

Compartir

Leer comentarios