Provincias

Turba enardece tras asesinato de minero en Secocha

11 de diciembre de 2019

Los locales nocturnos y bares que acogen a delincuentes y gente de mal vivir en el anexo de Secocha, provincia de Camaná, fueron blanco de la ira de decenas de personas que buscaron hacer justicia por la muerte del obrero Ramón Quilla Choque (41).

La noche del lunes los pobladores salieron de sus casas indignados tras la publicación de un video donde se observa el momento preciso en que delincuentes golpean al obrero para robarle sus pertenencias, uno de ellos con cuchillo en mano le asesta 12 puñaladas, lesiones que le causaron la muerte.

La turba hizo una hoguera en plena calle a donde arrojaron sillas, mesas, licores y cajas de cerveza que habían saqueado de los locales nocturnos, responsabilizando a los propietarios de acoger en estos lugares a los delincuentes.

En medio del fuego y la violencia, los enardecidos vecinos intentaron linchar a dos varones de nacionalidad venezolana que habían sido intervenidos por la Policía, acusados de ser los autores del hecho de sangre.

El coronel PNP Carlos Urbina, jefe de la Divincri, informó que personal del Área de Robos y del puesto policial de Urasqui en diferentes calles de Secocha, intervinieron por control de identidad a los venezolanos: Elvis Yonath Ortega Farfán (24) y Franyerson Rafael Rodríguez Mata (28), quienes presentaban las mismas características físicas, faciales y de vestimenta de las personas que aparecen en los vídeos del crimen.

Para evitar que sean linchados por la turba los detenidos, fueron trasladados al puesto de auxilio rápido de Urasqui y luego a la comisaria de Ocoña, en donde se realizan las diligencias que conlleven a esclarecer lo sucedido.

El fiscal Provincial de Camaná, Jorge Ernesto Medina Chávez solicitó la detención preventiva de los sospechosos por 72 horas. Ayer recabó declaraciones de testigos para formular el pedido de prisión preventiva por los presuntos delitos de robo agravado a menor de edad y robo agravado con subsecuente muerte.

INVESTIGACIONES
El asesinato de Ramón Quilla Choque se registró la madrugada del domingo en el frontis del chifa “Arroyo”, ubicado en la calle Bolognesi S/N del sector de Secocha, inmueble que contaba con cámaras de videovigilancia en el exterior.

En las imágenes se observa a tres varones, uno con gorro, otro con polera oscura con inscripción en la parte delantera que decía “Adidas”, y el último con polera blanca. A empujones reducen al agraviado y lo despojan de sus pertenencias. El delincuente de polera blanca le infiere varias puñaladas en el cuerpo con un cuchillo. Los criminales huyen mientras la víctima se levanta y es auxiliado por un menor de edad, a quien minutos antes también habían asaltado los mismos sujetos.

La Policía busca al autor de las puñaladas, que según testigos es conocido con el apelativo de “Mono”, de nacionalidad peruana.
Familiares trasladaron los restos de Ramón Quilla al distrito de La Joya para su sepelio.

Compartir

Leer comentarios