#Negocios y Empresarios

UCSM pionera en tratar agua residual en el país

14 de enero de 2020
Aguas servidas son tratadas en la UCSM.

Casa marianista forma parte del proyecto global con INNOQUA para reutilizar aguas servidas.

Poniéndose a la vanguardia en cuanto a los procesos de reutilización del recurso hídrico, la Universidad Católica de Santa María (UCSM) comenzó a operar una planta de tratamiento de aguas residuales única en su tipo ubicada en el Fundo Huasacache (Hunter). Esta es la primera planta en Perú en utilizar en su totalidad tecnología biológica para recuperar el líquido elemento y que este pueda ser usado para irrigar campos agrícolas.

La planta opera desde setiembre del 2019, según explicó la ingeniera que es parte del proyecto, Joshelyn Paredes Zavala. Dijo que la planta trabaja a través de un sistema biológico, el cual se inicia con un proceso secundario denominado «lumbrifiltro», donde las lombrices fueron colocadas en una estructura donde se inicia el proceso de purificación, el cual es complementado con capas de madera, graba y piedras, que actúan como filtros para continuar el proceso de purificación del agua.

«En un segundo momento el agua pasa por el Daphnia-filtro, a esta etapa se le denominó tratamiento de tercería, debido a que las Daphnia que son crustáceos planctónicos, se encargarán de remover los sólidos pequeños que se encuentran en el recurso hídrico, así como elementos contaminantes”, indicó.

PROCESO PURIFICATORIO
Aprovechando que Arequipa goza de más de nueve horas de sol, en la planta se realiza una etapa de purificación biosolar, que consiste en tratar las aguas en base a un consorcio de bacterias y micro algas.
Paredes Zavala señaló además que en la última etapa se utiliza luz ultravioleta, para purificar el recurso hídrico, luego de este proceso las aguas están aptas para ser utilizadas para el regadío de terrenos agrícolas fértiles.

REUTILIZACIÓN
El sistema de tratamiento impulsado por el proyecto INNOQUA y financiado por la Unión Europea, trata las aguas residuales del campus Fundo Huasacache de la UCSM. El local tiene una superficie de 2 mil metros cuadrados, consta de aulas, laboratorios, invernaderos, espacios deportivos y recreativos y un pequeño patio de comidas. Alberga unos 350 estudiantes.

Todas las aguas residuales producidas en los inodoros, cocina y laboratorios de las escuelas profesionales de Veterinaria e ingenierías Agronómica y Agrícola, son tratadas en la nueva planta, que puede tratar hasta un metro cúbico de agua por día.

El coordinador del proyecto y encargado de la nueva planta de tratamiento, así como las operaciones de prueba, es Jaime Cárdenas García, decano de la Facultad de Ciencias Farmacéuticas Bioquímicas y Biotecnológicas. Las pruebas de monitoreo de la nueva planta culminarán en junio del 2020.

MODELO EXITOSO
El proyecto INNOQUA desafía la preconcepción de que el tratamiento de aguas residuales basado en la naturaleza solo es adecuado para poblaciones rurales y remotas. Los representantes de los equipos, coordinadores en las naciones donde se lleva a cabo el proyecto INNOQUA, se reunieron en la UCSM para analizar la eficacia del tratamiento del sistema y el potencial para la reutilización del agua.

Compartir

Leer comentarios