Especiales

Un hombre y su guitarra: Víctor Dávalos

14 de abril de 2020

“Cuando yo muera que me entierren en tu suelo y algún día bajo el cielo..”

Murió a los 92 años y no precisamente en olor a multitud por las restricciones que hoy rigen por la emergencia.

Mientras que en cada aniversario de la ciudad de Arequipa, o en cada hogar, se siga escuchando a Los Dávalos, Víctor y José se mantendrán vivos en la memoria de los arequipeños, de cuya historia ya pasaron a formar parte.

Víctor Dávalos dejó de existir a los 92 años de edad y no precisamente se fue en medio del olor a multitud como casi siempre estuvo rodeado, al interpretar la música criolla y arequipeña, sino en la compañía de su familia más cercana, debido a la emergencia  sanitaria.

Los homenajes en su caso, se les dio en vida. En su momento lo hizo el presidente regional de Arequipa, Juan Manuel Guillén Benavides, y luego el alcalde provincial de Arequipa,  Alfredo Zegarra Tejada, a nombre de la ciudad de Arequipa. Sus retratos fueron incorporados en la galería de Arequipeños Ilustres, hecho que generalmente se hacía cuando los homenajeados habían fallecido.

«Arequipa, soy feliz en tu regazo… «, Melgar, Al pie de Misti, Montonero Arequipeño,  escucharán por siempre en cada celebración de la ciudad interpretada por Los Dávalos, el emblemático dúo, que sin quererlo o saberlo llegó a ser embajador por más de 30 años de Arequipa en los Estados Unidos y en el mundo.

Hace cuatro años, Víctor Dávalos concedió a diario El Pueblo, quizá su última entrevista y allí contó que desde niños,  fueron muy unidos con su hermano José, de quien dijo no solo fue su hermano, sino su gran amigo.

Ambos muy jóvenes y en busca de una aventura viajaron a la ciudad de Lima para forjarse su futuro como cantantes.

«Mi hermano se dedicó a tomar ron y yo Coca Cola y de ahí nos comenzaron a llamar el dúo Perú Libre», contó en medio de bromas. Se dedicaron a cantar e incursionaron primero  en la música ranchera, que en esos tiempos estaba muy de moda. Con un amigo más, Guillermo Ramos Goyzueta conformaron el grupo Los Calaveras. «Éramos bastante flacos», contó en medio de risas.

Después cambiaron el nombre a Los Chamacos, que les permitió hacer giras por todo el Perú. «Nos iba muy bien hasta que mi amigo consiguió enamorada, él se casó y con José conformamos Los Dávalos», contó.

En aquel tiempo Radio Nacional era la emisora más importante del país y se dedicaba a promover a los artistas más selectos de la canción. Tenían trabajo todos los fines de semana y hacían giras a diversas partes del país.

Así se rodearon de grandes figuras de la canción criolla como Jesús Vásquez, al que llamaba cariñosamente «la chola», de quien señaló era una gran mujer, amable, servicial y de una voz  insuperable. “Por algo fue la reina de la canción criolla”, mencionó.

Por un tiempo, el dúo nuevamente se convirtió en trío, al ingresar la primerísima guitarra de don Óscar Avilés, que además resultaría siendo un gran soporte en sus grabaciones futuras  como «El solitario» y «Sufriendo estoy».

La etapa con Óscar Avilés incrementó más aún su popularidad con las grabaciones que realizaron juntos. Llegaría otra etapa, esta vez con Rafael Amaranto, quien no solamente sería primera guitarra, sino también una tercera voz armónica. Con este gran guitarrista impusieron «Gitana», el popular vals de Héctor Torres Becerra.

Llegó el tiempo también de consolidar una familia y escogió como compañera a la cantante y música: María Antonieta Bejarano, con quien tuvo dos hijas, María Antonieta y Leslie, además de Víctor Dávalos Junior, éste último falleció hace algunos años.

Se dio la oportunidad de viajar a los Estados Unidos para hacer algunas presentaciones y terminaron quedándose hasta por 30 años. Regresaban cuando eran invitados anualmente a la Feria Internacional de Arequipa para la serenata de aniversario.

El cuerpo de Víctor Dávalos fue despedido únicamente por la familia, debido a la prohibición de mantener reuniones de más de 15 personas, quienes acompañaron el féretro hasta el crematorio.

Compartir

Noticias Relacionadas

Leer comentarios