Educación

Universitarios y escolares aprendieron chino mandarín durante cuarentena

30 de septiembre de 2020

La cuarentena producto de la pandemia no impidió que 300 jóvenes universitarios y adolescentes en edad escolar, decidieran aprovechar el tiempo y aprender el idioma chino mandarín y los secretos de una cultura milenaria.

Las barreras del tiempo y la distancia fueron superadas por la tecnología gracias a las plataformas digitales, a través de ellas 16 docentes de china se comunican a diario con sus estudiantes del Instituto Confucio de la Universidad Católica de Santa María, para enseñar la lengua extranjera.

Durante la ceremonia por el XI aniversario de creación institucional, la directora peruana del centro de estudios del idioma extranjero, Angélica Corzo Salas de Valdivia, destacó que el Instituto Confucio es el único en su tipo a nivel del sur del país.

“Los modelos convencionales de enseñanza han variado debido al COVID-19 y el aislamiento social, por ello las clases virtuales han contribuido a nivel del sistema educativo a que se creen nuevas estrategias pedagógicas, por ende, los docentes del instituto, también asumieron ese reto y se generó una interacción con los estudiantes, este proceso ha dado frutos muy positivos”, indicó.

Agregó que el estudio del chino ayuda a que los jóvenes arequipeños tengan acceso a un mundo tecnológico, debido a que China se convirtió en el principal socio comercial del Perú y se requiere profesionales que estén capacitados para afianzar relaciones. A ello se suma que el país asiático hoy es un líder en el campo cibernético en el mundo y se requieren profesionales que sean capaces de entender estos equipos; en base a ellos también crear nuevas herramientas y maquinaria.

Jiao Fangtai, vicepresidente de la Universidad de Estudios Extranjeros de Guangdong, señaló que, a través de este centro de estudios, ambos países hace once años empezaron un proceso de hermanamiento, porque los jóvenes arequipeños aprenden parte de la cultura milenaria de China y entiende los conocimientos que dejó pensadores como el sabio filósofo Confucio; así como acceden a nuevas oportunidades para su vida, tanto en el campo académico y laboral.

El rector de la casa marianista, Alberto Briceño Ortega, señaló que la Católica de Santa María es una de las cuatro casas superiores de estudios que impulsa en el país la enseñanza del idioma chino mandarín con apoyo de la República Popular China, como institución sin fines de lucro busca promover el intercambio cultural y que a través de visitas se puedan consolidar alianzas que promueven un desarrollo conjunto en el campo científico, tecnológico y social.

Compartir

Leer comentarios