Coronavirus

Unos 160 mil trabajadores no tuvieron como movilizarse por suspensión de transporte

1 de junio de 2020
Transportistas deben cumplir protocolos para circular en la ciudad.

La Municipalidad Provincial de Arequipa dispuso suspender del 1 al 14 de junio los servicios de transporte público y taxis.

El descontrol en el sector transporte luego de la primera semana de reactivación económica en la ciudad de Arequipa fue determinante para que se suspendiera nuevamente el transporte urbano y taxi por dos semanas. Esta decisión perjudicará a unos 160 mil trabajadores, que retornaron a laborar desde el pasado lunes y que no tendrán cómo movilizarse por dos semanas.

En el reinicio de actividades (lunes 25) se había estimado que 160 mil trabajadores, que representan al 25 % de la PEA (Población Económicamente Activa) se habían reincorporado a sus trabajos, es por ello la Municipalidad Provincial de Arequipa tomó la decisión del reinicio del transporte regular urbano de pasajeros y del servicio de taxi.

Luego de una semana de reactivación del transporte, se decidió nuevamente la suspensión de ambos servicios al hallarse casos positivos de COVID-19 y también porque las unidades no habían cumplido con adecuar todos los protocolos de bioseguridad.

En un comunicado la Municipalidad Provincial de Arequipa dispuso suspender por dos semanas (del 1 al 14 de junio), el servicio de transporte público regular de pasajeros, y el servicio especial de taxi, que formalmente se encuentra operando. Ello ante la información recibida por el Comando COVID-19, sobre conductores infectados por coronavirus, así como el cumplimiento de los protocolos sanitarios establecidos.

El jueves último personal de salud del Minsa y de EsSalud aplicaron unas 150 pruebas a conductores y cobradores, resultando casos positivos para coronavirus. Se detectó además que no contaban con los protocolos de bioseguridad para evitar contagios e incluso se identificó conductores de 69 años, considerados como población vulnerable.

Durante estas dos semanas de suspensión las empresas proveedoras del servicio urbano y taxis, deben adecuar sus unidades a los nuevos protocolos sanitarios establecidos; debido a que solo podrán reiniciar sus operaciones las unidades que cumplan todas las formalidades correspondientes.

La Municipalidad Provincial con la participación de la Policía Nacional del Perú y las Fuerzas Armadas en el marco de sus competencias, harán cumplir esta disposición, así como lo establecido en el Decreto Supremo 094-2020–PCM, que extiende el estado de emergencia hasta el 30 de junio.

Cesar Simborth, director ejecutivo del Sistema de Transporte Arequipa, señaló que la nueva información de la existencia de casos positivos de COVID-19 ha llevado a suspender el transporte a efecto de que se pueda regular y dar cumplimiento a la norma que establece los protocolos de salubridad en todas las unidades.

SUBSIDIOS

Tanto en Arequipa como la gran mayoría los transportes funcionan de manera autofinanciada en base a la tarifa. La incorporación de estas nuevas medidas de distanciamiento social, que reducen la capacidad de los buses e incorporan nuevos requerimientos al servicio a generado costos que no pueden ser pagados por el usuario, por tanto, es parte de la agenda pública nacional que se pueda generar los fondos para el sostenimiento de los servicios de transporte.

Cesar Sinborth, explicó que las coordinaciones entre Transportes y el Ministerio de Economía están muy avanzadas. “Ya se han definido montos incluso para cada ciudad, y esperamos que el decreto salga los próximos días a efecto que se pueda iniciar su ejecución en junio y podamos rescatar los servicios de transporte público”.

Compartir

Leer comentarios