Política

Votaciones de candidatos que participaron en elecciones del 2018 cayeron en el 2020

24 de febrero de 2020
Yamel Romero participó en elecciones desde la década de los 90.

Hay candidatos que participaron en las elecciones del 2020, no consiguieron una curul y sus votaciones cayeron en relación a los comicios del 2018.

La aspiración de todo político es ejercer un cargo público. Servir al Estado. Mejor aún si se vence en una elección. Por eso existen aquellos persistentes, tercos, que pueden dedicar su vida a alcanzar ese objetivo. En ese sentido vemos que mientras unos van creciendo y parece que pronto acariciarán la meta, hay otros tan irregulares que probablemente nunca ocupen el puesto soñado.

De las elecciones de enero del 2020 se pueden sacar conclusiones interesantes. Por ejemplo, el candidato Víctor Hugo Rivera ha venido participando en elecciones desde el 2010. En total compitió en cuatro: tres elecciones municipales y recientemente, congresal.

Inició con 33 mil 10 votos en los comicios del 2010, creció a 126 mil 416 en el 2014, comicios en que Alfredo Zegarra se reeligió, su mejor presentación, pero bajó a 82 mil 543 en la última contienda electoral municipal. Aunque sacó menos votos que en las elecciones anteriores, estuvo a punto de acariciar el municipio. Perdió por 207 votos. Omar Candia ganó esa ajustada elección.

Probó suerte en las elecciones congresales donde obtuvo su peor performance. Logró 26 mil 907 votos, casi siete mil menos de los que logró en su debut en la política en el 2010. Aunque valgan verdades fue uno de los candidatos más votados de la región. El problema es que el partido que lo propuso al Congreso, Vamos Perú, no superó la valla electoral, y en consecuencia no logró ninguna curul.

Se vienen las elecciones del 2021 para escoger a nuevos congresistas, y en el 2022, elecciones regionales y municipales, donde probablemente Rivera vuelva a intentarlo, más aún cuando estuvo cerca de sentarse en el sillón municipal.

Álvaro Moscoso también es otro candidato persistente. Como Víctor Hugo Rivera, debutó en el 2010 con 112 mil 612 votos, su mejor votación a la fecha. Ese año tuvo una buena oportunidad de llegar al municipio. Su posición favorable a los taxistas lo ayudó a posicionarse como un candidato a tener en cuenta, pero la entonces buena gestión de Alfredo Zegarra en José Luis Bustamante y Rivero, pesó más en el elector arequipeño.

Moscoso volvería a intentarlo, pero ya no repitió esa performance. Alcanzó 80 mil 69 votos. En el 2018 regresaría y obtendría 71 mil 769 adhesiones. Desde el 2010 su votación ha ido cayendo hasta llegar a su mínimo en el 2020. Logró 21 mil 985 votos como postulante por Vamos Perú al Congreso de la República. Al igual que Víctor Hugo Rivera no lograron curul, e igual que Rivera, sus votaciones van cayendo de elección a elección. Si la aspiración de ambos es continuar en la contienda electoral y llegar el municipio, es momento de trabajar y replantear la estrategia.

Así como ellos hay varios candidatos persistentes. Gustavo Rondón y Marco Falconí participaron en diez elecciones y solo ganaron una. Rondón logró un puesto en el Parlamento con Solidaridad Nacional cuando postularon a Luis Castañeda y Falconí, también, consiguió una curul con Perú Posible de Alejandro Toledo.

Yamel Romero, ex alcalde de Arequipa, también lleva diez procesos en su trayectoria política. Pero a diferencia de Rondón y Falconí viene participando en elecciones desde 1995. Ese año debutó en las lides electorales como candidato al Congreso de la República por el Apra. Logró 477 votos. Volvería a tentar suerte en las elecciones municipales de 1998 para alcalde de Arequipa, pero perdió y logró 6 mil 518 votos. No se rindió hasta que consiguió su objetivo. En el 2002 ganaría la Municipalidad Provincial de Arequipa con 89 mil 418 votos. Alcanzó su meta con el Apra, partido por el cual participó en elecciones en cuatro ocasiones.
De alguna manera se vio favorecido por el arrastre generado por Alan García Pérez quien venía de perder elecciones presidenciales con Alejandro Toledo, pero apenas derrotado puso la mira en los siguientes comicios, y el primer paso fue ganar la mayoría de gobernaciones regionales y municipios. Ese año fue bueno para el Apra. Solo en Arequipa, además de la comuna provincial, consiguió la presidencia regional con Daniel Vera Ballón.

Luego Romero rompería palitos con el Apra, pero jamás con algunos comicios electorales, así que siguió intentando siendo su última elección la del 2020. Participó con Solidaridad Nacional y sacó 3 mil 121 votos, lejos de los 11 mil 491 obtenidos en las elecciones regionales y municipales del 2018. Después de su triunfo en el 2002 no ha vuelto a repetir esa votación. Y sus adhesiones son irregulares e insuficientes para alcanzar algún cargo público.

Sin embargo, hay un candidato más persistente que todos. Se trata de César Abarca. Lleva diez procesos electorales, todos, o la mayoría, con Partido Popular Cristiano. Su primera participación en una votación fue en 1985 al competir como candidato a diputado. Obtuvo 4 mil 96 votos. Desde ese año no ha dejado de participar en la mayoría de contiendas electorales organizadas. Pero no ha ganado ninguno. Ni cuando compitió como regidor.

Sin embargo, parece que su persistencia está dando resultados, porque desde el 2014 su votación está creciendo. No mucho, pero está avanzando. También participó en las elecciones de enero y logró 7 mil 707 votos, su mejor votación a la fecha. El PPC no superó la valla, pero en Arequipa tuvo un candidato con buena votación: Ricardo Ramírez del Villar, quien consiguió más de 33 mil votos. Abarca fue el segundo más votado. Quizás con un mejor candidato a la presidencia, el PPC lleve estos dos políticos al Congreso el 2021 por Arequipa.

Así como Abarca, pocos han crecido en su votación. Hipólito Chaiña alcanzó 17 mil votos en las elecciones del 2018, este superó los 40 mil y está en el Congreso.

La última vez que Rosario Paredes peleó en una justa electoral fue en el 2014 como candidata a alcaldesa de Yanahuara. Pero apenas logró 899 votos. Sin embargo, en el 2020 dio el salto, con el mismo partido, y con 19 mil votos está en el Congreso.

El resto de candidatos que participaron en el 2018 y volvieron a tentar suerte en el 2020 han caído en sus adhesiones. Como para que se preocupen.

Compartir

Leer comentarios